Gobierno buscará réditos ante la OEA

Daniel Ortega es el más interesado en ganar legitimidad en el diálogo con la Organización de Estados Americanos (OEA), más aun cuando la iniciativa “Nica Act”, representa un arma de doble filo

Para el 1 de diciembre se espera la llegada al país de Luis Almagro, secretario general de la OEA, quien sostendrá un encuentro con el presidente inconstitucional Daniel Ortega.. LAPRENSA/ARCHIVO

Las voces son unánimes: Daniel Ortega es el más interesado en ganar legitimidad en el diálogo con la Organización de Estados Americanos (OEA), más aun cuando la iniciativa “Nica Act”, representa un arma de doble filo contra el presidente inconstitucional, porque de aprobarse perdería los préstamos de las grandes entidades financieras.

Para el 1 de diciembre se espera la llegada al país de Luis Almagro, secretario general de la OEA, quien sostendrá un encuentro con el presidente inconstitucional Daniel Ortega. Para este lunes  está prevista la llegada de la comisión de alto nivel de la OEA.

“(Luis) Almagro, en representación de la OEA, tiene el apoyo de los Estados Unidos. Sin el apoyo de Estados Unidos, Almagro no representa nada para Ortega, por lo tanto, Ortega sabe que la OEA puede ser una escalera para neutralizar la ‘Nica Act’”, señala el analista político Oscar René Vargas.

Sin embargo, Vargas, asegura que Ortega también tendrá que brindar algunas concesiones para que se puedan dar condiciones de transparencia y ganar legitimidad.

Lea también: Almagro confirma visita a Nicaragua en diciembre

“Por ejemplo, ceder algunos espacios en el Consejo Supremo Electoral (CSE) y la Corte Suprema de Justicia (CSJ), así como dar personerías jurídicas”, afirma el también sociólogo.

A juicio de José Antonio Peraza, politólogo y experto en temas electorales, Almagro trae a Nicaragua las mejores intenciones para tratar de buscar una salida a la crisis institucional que el país vive; sin embargo, señala que la intención de Ortega es instaurar una dictadura.

“Almagro va a utilizar el armazón institucional de la OEA para colaborar con el país. Pero tiene limitaciones: la correlación de fuerzas, su desconocimiento de la cultura política del país y las dificultades de actuar de una organización como la OEA, que necesita de mucho consenso; además, se enfrenta a la debilidad de la oposición, que es el elemento más importante en el engranaje de cambio para el país”, advierte Peraza.

Buscar legitimidad

No obstante, Peraza asegura que a Ortega le interesa ganar legitimidad. “Ortega gobierna solo en medio de una oposición totalmente fraccionada, pero le conviene ganar legitimidad ante la OEA”, valoró.

Para el también analista político y jurista Oscar Castillo, Ortega aprovechará la presencia de Luis Almagro para buscar legitimidad.

“Por supuesto que le conviene ganar legitimidad con la OEA y es aquí donde precisamente la oposición y los grupos organizados de la abstención deben aprovechar también ellos la presencia de la OEA para hacer sentir a la gran cantidad que se abstuvo en las recién pasadas elecciones”, aseguró Castillo.

Espera llegada de Trump

Eliseo Núñez, además, de estar seguro que lo que Ortega busca es legitimar su proceso electoral, también cree que el líder sandinista, no puede ignorar hacia dónde girará la Política Exterior del electo presidente Donald Trump, quien asume en enero la Presidencia de los Estados Unidos.

“Estamos claros que Daniel Ortega lo que más persigue es ganar tiempo, para ganar legitimidad. Las elecciones de Ortega no han recibido la legitimidad de la comunidad internacional, pero de lo que sí estoy seguro es que Ortega también se dará su tiempo para ver cómo Trump tratará a Nicaragua, como parte de su Política Exterior”, indicó Núñez.

Los sectores en la agenda de la OEA

La comisión de alto nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirá con amplios sectores de la oposición.

Entre los sectores están una comisión de diputados opositores destituidos a solicitud de Pedro Reyes, también Ciudadanos por la Libertad, una comisión de alcaldes opositores, así como el Frente Amplio por la Democracia.

“Nosotros como diputados destituidos vamos a informarle a la OEA el proceso ilegal que usó el Consejo Supremo Electoral y la Asamblea Nacional para destituirnos”, aseguró el exdiputado Wilmer López.

Violeta Granera, miembro del FAD, dijo: “Nosotros insistiremos en reformas del sistema electoral y nuevas elecciones”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: