Empieza represalia contra Francisca Ramírez, líder anticanal

Francisca Ramírez recordó que el martes pasado durante la cuestionada actuación policial en el sector de La Lechera, Nueva Guinea, la Policía retuvo un camión también de su propiedad.

LÍDER ANTICANAL

Para la dirigente campesina la actuación del gobierno, sirve para comprobar una vez más que en Nicaragua no hay respeto al derecho de las personas y que muchas personas sufren agresiones similares, pero que por temor callan. LA PRENSA/ R. FONSECA

A la represión desatada por el gobierno esta semana contra el movimiento campesino a fin de frenar el avance de éstos hacia Managua para manifestarse por quinta vez a nivel nacional y segunda en Managua en contra del proyecto del Canal Interocéanico, se le sumó la sustracción de una camioneta propiedad de la dirigente campesina, Francisca Ramírez.

Un comisionado de apellido Galeano llegó a una casa particular ubicada en Nueva Guinea, donde Ramírez dejó estacionada su camioneta, y le habría dicho al propietario que esa es la camioneta que andaban buscando.

La líder campesina recordó que el martes pasado durante la cuestionada actuación policial en el sector de La Lechera, Nueva Guinea, la Policía retuvo un camión también de su propiedad y después de dañarle los vidrios a pedradas amenazó con quemarlo.

“Es una persecución que tienen en contra de uno porque está pidiendo que les respeten los derechos”, sostuvo Ramírez.

Para la dirigente campesina la actuación del gobierno, sirve para comprobar una vez más que en Nicaragua no hay respeto al derecho de las personas y que muchas personas sufren agresiones similares, pero que por temor callan.

Derecho es para todos

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu lamentó los hechos de violencia que se registran en el país desde el pasado martes e hizo un llamado a ambas partes a evitar que se de un mayor derramamiento de sangre.

De esta forma la diplomática hizo referencia a los acontecimientos que durante dos días mantuvieron en vilo a comunidades de Nueva Guinea y su cabecera, así como comunidades de El Tule, Río San Juan, donde los campesinos sufrieron con mayor rigor la furia de las fuerzas especiales de la Policía Nacional.

La diplomática instó a que se respete el derecho que tienen los ciudadanos a manifestarse libremente, “es un asunto importante, es parte de los derechos humanos de cualquier persona en el mundo, ellos debieran tener la oportunidad de expresar sus perspectivas sobre las actividades en su país” .

Dogu también reiteró que el sistema político del país debería ser más abierto “un sistema con confianza de la gente, de la población de Nicaragua, pero eso en fin lo deciden los nicaragüense”.

Despliegue desproporcionado 

El despliegue policial y de una parte del Ejército de Nicaragua, “es desproporcionado”, en relación a lo que se habían planteado los diferentes sectores que había programado para sus expresiones demostrativas en Managua, dijo Elvira Cuadra, directora del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).

Además, señaló que se trataba de marchas pacíficas que están amparadas “en un derecho humano fundamental y un derecho constitucional de libre movilización y la libertad de la manifestación pública”.

“La Policía si bien es cierto tiene la función y el trabajo de resguardar la seguridad de los ciudadanos, pues es bien diferente cuando se organiza un dispositivo para proteger un derecho ciudadano a cuando se organiza para contener o limitar ese derecho ciudadano”, manifestó Cuadra.

La experta recordó que hay antecedentes de comportamientos similares como los sucesos de la Mina El Limón. No obstante, reconoció que en el país no se han observado hechos con la magnitud del despliegue actual.

Cuadra advirtió que cuando este tipo de ciclos de movilización social son tratados con violencia, la escala de violencia tiende a aumentar.

“Al incrementarse el nivel de violencia también se aumenta la inseguridad”, sostuvo Cuadra.

Operativos de rutina

Rosa María Rodríguez, directora de Transporte Terrestre del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), aseguró que el despliegue de inspectores por las principales carreteras, el pasado 30 de noviembre, se debió simplemente al cumplimiento de la Ley 524 (Ley General de Transporte).

“Si no salió (un transportista) posiblemente no tenía sus documentos en orden, desafortunadamente a veces dejamos pasar el tiempo, dejamos cosas para último momento y a veces hay unidades que no han renovado sus permisos»”, justificó Rodríguez. Y agregó: “nosotros lo hemos echo en otras ocasiones, no sé si a lo mejor coincidimos con otros operativos pero lo hacemos”.

Aplican Ley SS

La directora del Ieepp, Elvira Cuadra, consideró que el despliegue de las fuerzas y el comportamiento de la misma para contener una caravana pacífica de campesinos demuestra que el gobierno ya implementa la Ley de Seguridad Soberana (SS), como lo confirmó a un medio de comunicación un diputado sandinistas. Pero advirtió que este tipo de contenciones a los intentos de manifestarse y expresarse de parte de la población lo que genera es mayor descontento entre la población, porque la Policía trata de la misma manera a los marchistas y a quienes no participan de la misma.

«No hay justificación para el uso de la violencia o la intimidación para frustrar la expresión pacífica o por motivos políticos, llamamos a todas las partes a abstenerse de usar la violencia, todos tienen derecho”, Laura Dogu/Embajadora de EU en Managua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: