Indígenas no permitirán extracción de madera en Indio Maíz

La madera caída sólo podrá ser aprovechada por comunitarios Rama o Kriol o lugareños reconocidos por un gobierno comunal para la reconstrucción de viviendas dañadas por el huracán Otto.

dióxido de carbono

Reserva Indio Maiz afectada por wel paso del Huracan otto el pasado jueves 24 de Noviembre de 2016. LA PRENSA/ Cortesía de Camilo de Castro Belli.

Autoridades del territorio Rama y Kriol, expusieron, como respuesta ante los efectos del huracán Otto, que “no se permite la entrada de empresas madereras o personas naturales con fines de extracción de madera a la zona compartida entre el territorio Rama y Kriol y la Reserva Biológica Indio Maíz, incluso ni con la justificación con permisos de aprovechamiento forestal aprobados por instituciones del Estado, si fuese el caso”.

Representantes del territorio Rama y Kriol emitieron un comunicado en el que expresaron su posición ante el posible aprovechamiento de la explotación maderera en la Reserva Indio Maíz, debido a los efectos que dejó el paso del huracán Otto cuando impactó en el país, el 24 de noviembre.

Aldrick Becford, fiscal del Gobierno Regional de la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (GTR-K), Norvin Salomon, primer secretario y Rupert Allen Clair, segundo vocal, estuvieron al frente de la lectura de este pronunciamiento, que tiene como respaldo la Ley  de Autonomía de las regiones de la Costa Atlántica de Nicaragua (Ley 28), y la Ley de Régimen de Propiedad Comunal de los Pueblos Indígenas y Comunidades Étnicas de las Regiones Autónomas de la Costa Atlántica de Nicaragua y de los ríos Bocay, Coco, Indio y Maíz (Ley 445).

La madera caída sólo podrá ser aprovechada por comunitarios Rama o Kriol o lugareños reconocidos por un gobierno comunal para la reconstrucción de viviendas dañadas por el huracán Otto. El aprovechamiento debe ser aprobado de antemano por el gobierno comunal correspondiente.

En el pronunciamiento se expone que no se permitirán los proyectos de reforestación en zonas de bosque primarios afectados por el huracán, ya que esas zonas tienen la capacidad de regenerarse por sí mismas.

A la vez exigen al Estado la creación de puestos del ejército a lo largo de la frontera agrícola del lado oeste de la reserva para prevenir la entrada de colonos y madereros. Así como realizar una consulta previa, libre, e informada antes de tomar cualquier decisión que afecte a la zona compartida entre la reserva biológica Indio Maíz y el territorio Rama y Kriol.

Toda la información producto de los estudios de impacto del huracán Otto realizados por el gobierno central deben ser concertados de forma transparente con las comunidades indígenas antes de su divulgación a la sociedad en general.

Malas experiencias

En el documento también se hace referencia a los antecedentes de los huracanes Juan (1988) y Félix (2007), que posterior a ellos, el aprovechamiento forestal comercial fomentó la colonización ilegal de los territorios indígenas y áreas protegidas, como consecuencia de la apertura de caminos y trochas.

Las empresas madereras avanzaron hacia áreas no afectadas y se aprovecharon de los permisos aprobados por las autoridades para la extracción de madera caída para extraer madera en pie. Esta práctica ha contribuido a la sobre explotación de especies de madera preciosa y la degradación de los bosques.

El pronunciamiento fue emitido bajo el marco del Convenio de Manejo Conjunto de las Reservas Biológicas y Naturales en el territorio Rama y Kriol firmado por el GTR-K,  y el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena).

La información facilitada a esta redacción cuenta con el recibido del despacho del Viceministro del Marena y el recibido por parte del Consejo de Desarrollo de la Costa Caribe, además de la Procuraduría de la República y el Despacho de ministro de Marena.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: