Gobierno da luz verde a café robusta

Después de siete meses de espera el Gobierno autorizó, mediante una resolución ministerial, la siembra de café robusta en siete departamentos del Pacífico

Café Robusta

En Nicaragua el costo de producción de un quintal de café robusta puede alcanzar hasta los 90 dólares, pero el café arábigo 100 dólares. LAPRENSA/ARCHIVO

Después de siete meses de espera el Gobierno autorizó, mediante una resolución ministerial, la siembra de café robusta en seis departamentos del Pacífico, así como en las regiones autónomas del Caribe Norte y Sur, excepto en el municipio de Waslala.

Con ello, los productores estiman que de esta variedad de café en los próximos dos años se podrían cultivar unas 5,000 manzanas más de las que hasta ahora se siembran de manera reducida, lo que podría generar una producción adicional de más de medio millón de quintales con rendimientos por manzana de 110 quintales.

Hasta la fecha en el país estaba autorizada la siembra principalmente de café arábigo, una variedad que había colocado a Nicaragua como una nación productora de café de alta calidad y que recibe mejores precios con relación al robusta. El café es el principal rubro de exportación de Nicaragua, el que generó cerca de 400 millones de dólares en 2015.

Lee también: Mejorarán productividad del café en Jinotega

En años recientes, la posibilidad de ampliar la siembra de robusta había generado polémica, dado que distintos gremios de productores de café arábigo habían expresado su temor de que su grano fuera castigado a nivel internacional ante la posibilidad de que se mezclara con el robusta, que es de menor calidad.

A través de la resolución ministerial 187-2016, emitida por el Ministerio Agropecuario y leída el pasado viernes por el presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes, en conferencia de prensa a la que no fue invitada LA PRENSA, se informó que el robusta se podrá sembrar de hoy en adelante en los departamentos de Managua, León, Chinandega, Granada, Masaya y Rivas. Y se seguirá produciendo en Chontales, Río San Juan y las Regiones Autónomas del Caribe Norte y Sur, excepto en Waslala donde fue autorizado desde 2013.

La resolución aclara que “esta variedad (café robusta), no podrá establecerse en regiones por encima de los 400 metros sobre el nivel del mar, y a no menos de 30 kilómetros de distancia de donde se cultiva el café arábigo”.

Reyes explicó, basado en la resolución emitida el pasado 1 de diciembre, que Nicaragua tiene un gran potencial y mostró un mapa donde se señalan las enormes áreas de tierra donde a partir de ahora se puede cultivar robusta. En las áreas protegidas también está prohibido el cultivo y procesamiento de café robusta, indica el comunicado.

Las estimaciones preliminares

El presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, (Upanic), Michael Healy dijo que ahora que se autorizó la siembra de esta variedad esperan sembrar inicialmente unas 5,000 manzanas, que generarían más de 550 mil quintales de café robusta cuyo precio por quintal se estima en 100 dólares. El rendimiento por manzana alcanzaría hasta los 110 quintales.

Healy afirmó que “este rubro es atractivo, existen suficientes clientes para comprarlo, claro en el Pacífico se va a sembrar bajo riego, es la recomendación que estamos dando, debido que aquí llueve cinco meses del año y en el Atlántico llueve diez meses en el año”.

En la actualidad las áreas cultivadas de café robusta son de 3,000 a 4,000 manzanas, estima el presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan), José Ángel Buitrago.

Buitrago precisa que sí es posible producir entre 100 y 110 quintales por manzana de café robusta si se inyecta tecnología a las siembras. Por ahora se está obteniendo entre 50 y 60 quintales en los reducidos sitios que estaba permitido cultivarlo.

Buitrago y Healy coinciden en que el café robusta no amenaza en desplazar al café arábigo, porque tienen características diferentes que difícilmente son sustituidas.

“No se pone en riesgo que se siembre de uno o del otro, son variedades diferentes que tienen su mercado, sus precios son diferentes y se procesan de forma diferente. El café arábigo tiene su demanda a nivel internacional y Nicaragua es un proveedor a los mercados más exigentes, pero también el café robusta tiene su mercado, el café robusta es procesado como café soluble en Nicaragua”, agregó Buitrago vía telefónica.

Healy apunta que en Nueva Guinea se cultivan unas 2,000 manzanas de café robusta, solo ese municipio estaba autorizado antes de la resolución ministerial.

En los departamentos como Jinotega, Matagalpa, Nueva Segovia y Estelí se continuará cultivando el café arábigo que es demandado por los mercados internacionales más exigentes.

Resistente al cambio climático

La ventaja que tiene la variedad del café robusta es la resistencia a los efectos del cambio climático, sequía y temperaturas, a diferencia del café arábigo que solo puede ser cultivado en zonas altas por la humedad que necesita la planta.

Buitrago afirmó que esta variedad será una alternativa, ante los pronósticos que existen de que las áreas de siembra del café arábigo se reducirán hasta 50 por ciento en los próximos 30 años.

La demanda de mano de obra para el corte y procesamiento del café será favorecida, pues los tiempos de corte de las variedades de ambos café no coinciden, lo que permitirá estabilidad en la dinámica de trabajo.

Los productores estaban esperando esta resolución para comenzar la preparación de la tierra a cultivar, buscar semilla y crear viveros para iniciar la siembra de robusta. El presidente de Excan dice que en unos dos años se podrían ver los resultados de la ampliación en las áreas cultivadas de café robusta.

Por su parte, el presidente de Upanic, espera iniciar 2017 con el trabajo enfocado a la producción de esta variedad del grano de oro, pues asegura que existen empresas internacionales interesadas en esa producción para la exportación.

Más requisitos

El director de Monitoreo a la Producción del Ministerio Agropecuario, Isidro Rivera, explicó que antes de solicitar el permiso para sembrar robusta, el productor o interesado deberá haber solicitado ante el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena) un certificado de cambio de uso de suelo. “En el caso de las personas jurídicas, de las cooperativas, lo que se adiciona es un plano, una georreferenciación de la finca y se adiciona la parte de su representante legal”, indicó el funcionario.

 

4
días durará el proceso de obtención de permiso para que un productor pueda comenzar a sembrar café robusta, dijo Isidro Rivera, director de Monitoreo a la Producción del Ministerio Agropecuario.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: