Policía libera a cinco en Nueva Guinea

Aunque el sábado fueron liberados los últimos cinco campesinos arrestados en Nueva Guinea, la Policía aún mantiene retenido un camión y una camioneta propiedad de la líder campesina, Francisca Ramírez.

Nueva Guinea

Félix Calero Pérez junto a su madre, María Simona Pérez y su hermana Rosa María Pérez, después que la Policía lo dejó libre. LA PRESA/J. DUARTE

Aunque el sábado fueron liberados los últimos cinco campesinos arrestados en Nueva Guinea, la Policía aún mantiene retenido un camión y una camioneta, propiedad de la coordinadora del Consejo por Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, Francisca Ramírez.

Doña Francisca Ramírez no ha sido notificada de alguna causa. Tanto Ramírez como las diferentes organizaciones que apoyan la lucha anticanal, han mantenido la demanda de que la Policía le devuelva los bienes que son los medios de trabajo de la líder campesina.

Para el director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Gonzalo Carrión, la retención de los vehículos propiedad de Ramírez, por parte de la Policía Nacional, evidencian el abuso por parte del Estado.

El pasado 29 de noviembre cuando los campesinos de La Fonseca y otras comunidades vecinas pretendían avanzar en una caravana hacia Managua, para exigir la derogación de la Ley 840, creadora del proyecto del Canal Interoceánico, la Policía los obligó a replegarse a punta de balas de goma y plomo y gases lacrimógenos.

La Policía les retuvo a los campesinos un camión, propiedad de Ramírez, posteriormente el 1 de diciembre, luego que ella había logrado burlar el tendido policial y llegar a Managua, la Policía sustrajo una camioneta, también de su propiedad, del sitio donde la había dejado estacionada. Ambos vehículos fueron utilizados por la Policía para el traslado de antimotines.

Poco después de haber sido liberado, Félix Calero denunció que ese día aún no bajaban de los camiones cuando los antimotines “nos atacaron como cobardes” . Y ya en las celdas, además de ser golpeado, “hasta me amenazaron con violarme”.

“Nosotros reclamamos un derecho y creo que no es delito reclamar la derogación de la Ley 840 (las tierras) es la herencia de nuestros antepasados, es la forma de vivir de nosotros los campesinos”, refirió Calero quien aseguró: “Me golpearon, me arrastraron y una vez estando en la cárcel, no nos daban el derecho de la alimentación”.

Nueva Guinea vigilada

A seis días de los sucesos violentos, en cada esquina en Nueva Guinea permanecen apostados dos antimotines observando todo movimiento de la población local.

En la lista de 13 liberados el pasado viernes que suministró el presidente de la unidad pastoral en Nueva Guinea, reverendo David Corzo, no aparecían los nombres de Calero así como los de José Castillo Obando, Erick Paz Obando, Santos Gregorio Castillo Obando y Rafael Antonio Toruño Méndez, detenidos el pasado 29 de noviembre en el lugar conocido como La Lechera.

Castillo también dijo que “eso es duro, estar detenido por algo que el pueblo reclama; nosotros reclamamos lo justo”.

Intentan detener a Mauricio Díaz

La tarde del sábado, en el empalme de Boaco, el diputado del Parlamento Centroamericano, Mauricio Díaz, denunció que la Policía pretendió detenerlo y remitirlo a la delegación policial.

“Había un retén exclusivo para mí, con todo y las placas (del vehículo) del Parlacen, con todo y mis credenciales me dijeron que eran órdenes de un subcomisionado a quien no conozco”, indicó Díaz, quien aclaró que él ni siquiera había cometido alguna infracción para que lo detuvieran.

“Hemos llegado a un nivel de arbitrariedad que me tiene horrorizado, que ni en la época de la dictadura de Somoza”, expresó Díaz.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: