Repunte de procesados por tráfico de migrantes ilegales

Este año los casos por tráfico de migrantes ilegales superaron las cifras del año pasado a nivel nacional

migrantes

El delito de tráfico de migrantes ilegales contempla la imprudencia, es decir, el que no lo hace con fines de obtener ganancia, sino por humanidad, y la pena va de tres a cinco años de cárcel. LA PRENSA/ARCHIVO

Este año los casos por tráfico de migrantes ilegales superaron las cifras del año pasado a nivel nacional, pues pasó de 118 ocurridos en el 2015 a 140 casos hasta noviembre del 2016, según fuente oficial del Ministerio Público. Además es el delito de primer orden en los juzgados de distrito de Rivas, superando al delito de tráfico de drogas, aseguró la abogada María Esperanza Peña, quien litiga en esos juzgados.

“Me atrevo a decir que la droga pasó a un segundo plano, desplazada por el trafico de migrantes. Quizás porque la zona es fronteriza donde los migrantes están cerca del lado tico y buscan la manera de cómo cruzar la frontera”, agregó Peña.

Novedades en forma de operar

Según acusaciones presentadas por el Ministerio Público, este año las personas que se dedican a trasladar, dar alojamiento y comida a los extranjeros ilegales a cambio de dinero, este año utilizaron como método novedoso la vía marítima en al menos tres casos. Esta inicia en playas de Costa Rica y desembarcan en las costas de Carazo, específicamente en las playas de casares, la Boquita y Pie Grande. Luego siguen la vía terrestre hasta llegar a Chinandega.

Esta nueva ruta por agua hace que eviten los puestos de control migratorio en Peñas Blancas, el puesto de revisión en Rivas, Ochomogo y Nandaime.

Otra característica nueva en estos casos es que los coyotes nicas están trasladando a grupo grandes de migrantes, ya no es de dos o tres como antes. “Lo que pasa es que la demanda es mayor y les sale más rentable cobrar más dinero por grupo aunque es más riesgoso penalmente, porque no podes decir que no sabías que eran ilegales y que les diste ray”, explicó la fuente.

El cobro actual, según acusaciones de la Fiscalía es de 5,000 a 6,000 dólares por grupos de hasta 78 migrantes. Mientras que antes andaba entre 100 y 200 dólares por grupos de dos y tres extranjero.

Los migrantes que más pasan por Nicaragua son africanos y cubanos, estos últimos manifiestan su desesperación por llegar antes de la toma de posesión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en enero del 2017.

Falta rigor en la investigación

Para la abogada Esperanza Peña hace falta rigor en la investigación del delito de tráfico de Migrantes, puesto que muchas veces acusan a personas que van adelante o detrás del vehículo que lleva a los migrantes ilegales, acusándolos de “banderas o custodias” y muchas veces la Fiscalía solo tiene prueba presuntiva y no establecen el vínculo entre estos y el que traslada a los migrantes. “No hay relación de llamadas telefónicas, de correos electrónicos o cualquier otra prueba que demuestre el vínculo entre los acusados, para no estar condenando a gente inocente, que circulaba en el momento y lugar equivocado”, dijo Peña.

El artículo 318 del Código Penal de Nicaragua respecto al delito de tráfico de migrantes fue reformado por el artículo 63 de la Ley contra la Trata de Personas, que contempla penas de 5 a 8 años de cárcel.

El delito de tráfico de migrantes ilegales contempla la imprudencia , es decir el que no lo hace con fines de obtener ganancia, sino por humanidad y la pena va de tres a cinco años de cárcel.

La ley contra la trata de personas contempla agravar las penas hasta en un tercio si el delito se comete contra niños, ancianos, discapacitados o ponen en riesgo la vida de los migrantes,

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: