Waspam gradúa a indígenas

José Antonio Livingston se promocionó en la tercera graduación de la extensión universitaria de Waspam, para seguir siendo un productor técnico que ayudará a su comunidad

Waspam

Nuevos profesionales fueron entregados en la tercera graduación realizada en Waspam. LAPRENSA/J.GARTH

José Antonio Livingston, un miskito originario de la comunidad de Kururia, jurisdicción del municipio de Waspam, en el Caribe Norte, se promocionó en la tercera graduación de la extensión universitaria de Waspam, para seguir siendo un productor técnico que ayudará a su comunidad.

Igual ocurrió con Jael Jomari Vicente Moreira, de 20 años, quien se graduó en Waspam como licenciada en Ciencias Sociales con mención en Desarrollo Local.

Jomari Vicente es la séptima de 10 hermanas que vivían en la comunidad indígena miskita de Sawa, ubicada en el Río Coco Abajo, de la ciudad de Waspam.

“Mis padres fueron obligados a trasladarse a Waspam porque en mi comunidad no había educación secundaria y mis hermanas ya habían terminado su educación primaria, para que pudieran continuar sus estudios”, comentó la profesional.

La joven graduada dijo que sus otras hermanas mayores no tuvieron la misma suerte que ella de poder estudiar en Waspam, por eso viajaron a Puerto Cabezas y Managua para poder estudiar, ya que en Waspam la universidad ofrecía algunas carreras por encuentro.

Hermes Castellanos, coordinador de la Extensión Universitaria de Uraccan, en Waspam, dijo que 171 profesionales se han graduado en esa casa de estudios y uno de los problemas que tienen los estudiantes es que no tienen dinero para poder moverse de sus comunidades, porque son de escasos recursos económicos.

Alta Hooker, rectora de Uraccan, destacó que el desarrollo y fortalecimiento de la autonomía, es un proceso social que busca mantener la identidad propia, “esto significa que debemos de tener en cuenta que educar es mucho más que instruir, la instrucción se orienta hacia el conocimiento, mientras que la educación va más allá, y alcanza hasta los sentimientos más profundos, tales como los valores, las percepciones éticas, la espiritualidad…”.

“Es una educación de calidad, que responde a las realidades socioculturales de los pueblos”, observó Hooker.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: