Purísima en Cacaulí

Gran parte de los peregrinos católicos llegaron desde la tarde del miércoles al Santuario de la Virgen de Cacaulí, comunidad ubicada a tan solo cinco kilómetros al noroeste de la ciudad de Somoto

Cacaulí

Más de 3,000 feligreses católicos se congregaron ayer en el Santuario de Cacaulí. LA PRENSA/ W. ARAGÓN

En el lugar en que un 8 de enero, de 1990, se le habría aparecido la Virgen de Concepción al entonces niño Francisco José Tercero Dávila, conocido con el nombre de “Panchito”, más de 3,000 feligreses católicos procedentes de diversas partes del país se congregaron ayer en el Santuario de la Virgen de la comunidad somoteña de Cacaulí, donde celebraron la Purísima.

Gran parte de los peregrinos católicos llegaron desde la tarde del miércoles al Santuario de la Virgen de Cacaulí, comunidad ubicada a tan solo cinco kilómetros al noroeste de la ciudad de Somoto, zona cabecera del departamento de Madriz, y ahí participaron de una vigilia hasta al amanecer. En horas tempranas del jueves ya todos estaban congregados para participar de la misa oficiada por un grupo de sacerdotes del Templo Santiago Apóstol de la ciudad de Somoto.

Un día nublado con ligera brisa ayudó a que ayer muchos de los peregrinos católicos, procedentes de varias zonas del país y de zonas fronterizas de Honduras, como San Marcos de Colón y Choluteca, emprendieran una caminata de cinco kilómetros desde la ciudad de Somoto hasta la comunidad de Cacaulí, donde se encuentra el santuario de la aparición de la Virgen María y que lleva el mismo nombre de esta localidad somoteña.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: