Peatones se juegan la vida en Pista Solidaridad

Por esta costumbre de no usar el paso aéreo es que desde que terminó la ampliación de la mencionada vía ocurren accidentes de tránsito constantemente.

peatones

Por esta costumbre de no usar el paso aéreo es que desde que terminó la ampliación de la mencionada vía ocurren accidentes de tránsito constantemente. LA PRENSA/ M. VALENZUELA

Sin importar que llevan bebés en brazos o bolsas llenas de compras, a diario decenas de personas cruzan la Pista Solidaridad, en el sector del mercado Roberto Huembes, entre carros y buses porque no utilizan el puente peatonal que instaló la Alcaldía de Managua en el sector tras la ampliación de carriles.

Por esta costumbre de no usar el paso aéreo es que desde que terminó la ampliación de la mencionada vía ocurren accidentes de tránsito constantemente. Este viernes 9 de diciembre, por ejemplo, una mujer fue embestida por un taxi cuando cruzaba por abajo.

Los vendedores por cuenta propia que trabajan en el punto y que son testigos de la imprudencia, señalaron que los peatones aprovechan para pasar en plena vía por los puntos donde la comuna no colocó jersey (que son barreras de concreto que dividen los sentidos viales ante la eliminación del bulevar).

Ana Pérez, vendedora de frutas en la zona, señaló que otra razón que motiva a la gente a no utilizarlo es que la estructura colgante está lejos de la entrada principal que tiene el Huembes en la parte sur, tendrían que caminar cerca de 200 metros más. “Casi nadie utiliza el puente, es la verdad”, sostuvo.

Puente1

Cuando la municipalidad amplió la Pista Solidaridad entre la colonia Nicarao y los semáforos de la entrada al hospital de El Niño, se colocaron policías para evitar que las personas saltaran el jersey. Es por ello que para Pérez deberían de hacer lo mismo en este punto, de lo contrario no habrán cambios.

Lea también: ¿Cuántas posibilidades tiene un peatón de morir atropellado en Nicaragua

Zoila Chávez, habitante del reparto Schick, fue clara y dijo que desde que se abrió la vía ella todos los días ha pasado por abajo, sorteando el peligro porque “uno viene con los pies cansados de caminar y no se puede subir las gradas del puente”.

Son 500 metros lineales los ampliados por la Alcaldía en esta etapa pero el punto por donde más personas se cruzan capeando vehículos es por la parada de buses. De día y de noche se ven las corridas de personas para que no sean alcanzados por un carro.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: