Llega 2017 y Nicaragua sin un plan ante el cambio climático

El gobierno no realizará un plan nacional de adaptación ante el cambio climático en el 2017, pero se enfocará en la realización de programas específicos, que todavía no se conocen en detalle.

cambio climático

Víctor Campos, director del Centro Humboldt y Alejandro Alemán, oficial de cambio climático de Centro Humboldt. LA PRENSA/ C. TÓRREZ

No habrá un plan nacional de adaptación ante el cambio climático en 2017, a pesar que esto se contempla dentro del Plan Nacional de Desarrollo Humano del país, y por consiguiente, sería normal que se ejecutase, asegura ambientalista.

La importancia de un plan radica en que la ciudadanía necesita saber cuál es el compromiso del gobierno respecto al tema de cambio climático, dice Víctor Campos, director del Centro Humboldt, quien también menciona que como organización no gubernamental presentaron una propuesta de hoja de ruta al gobierno.

Para Campos el cambio climático no es una situación que concierne sólo al Estado, al gobierno, sino que afecta a todos, y por ende, la ciudadanía tiene derecho de saber. Con esto también hace referencia a que Nicaragua mantiene su posición de no ratificar el Acuerdo de París –aprobado en noviembre de 2015-, a pesar que 114 países lo han ratificado, lo que representa el 78.98 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

“A quién le preguntaron que Nicaragua no respaldara el acuerdo de París. Yo puedo compartir que no firmemos, pero me parece que se debió decir: Nicaragua va a decidir no firmar esto, o si las cosas llegan hasta aquí Nicaragua no firma, pero no. Es una decisión que se toma (…) indiscutiblemente ellos- el gobierno- tienen el poder para hacerlo y son los gobiernos miembros (…) pero sería mucho más prudente para todo el mundo si las decisiones en este tema las tomáramos de manera compartida”, expresa Campos.

COP 22 con deudas en negociaciones 

Uno de los objetivos del Acuerdo de París se enfoca en lograr los niveles de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, de tal forma, que la temperatura global este en un trayecto de dos grados centígrados y aproximarse a 1.5 grados, explicó Alejandro Alemán, oficial de cambio climático de Centro Humboldt.

Sin embargo, las contribuciones voluntarias por países los ubican en un trayecto de 2.7 a 3.5 grados de variación media global de temperatura del planeta para finales de siglo, y para Centroamérica, esa variación global iría de 4 a 6 grados  a finales de siglo, refiere Alemán.

Este panorama es inviable para las estrategias de medios de vida, de las cuales dependen las poblaciones vulnerables, y en particular, en Nicaragua afecta a las personas que habitan en el denominado corredor seco.

En este sentido, el manual para la implementación del acuerdo de París no fue generado en la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP22), en Marrakech. “La decisión se pospuso para tener lugar en el 2018, y los aspectos metodológicos para alcanzar esos niveles (…) no se establecieron…” expresó Alemán.

Las señales más positivas vinieron por parte del Climate Vulnerable Forum (Foro de Vulnerabilidad Climática) – grupo de 48 países que anunciaron que al año 2050 generarán el 100 por ciento de su energía a partir de fuentes renovables.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: