Nicaragua le sigue teniendo miedo a las pruebas PISA

América Latina es la región con los peores sistemas educativos del mundo, según los resultados del Programa Internacional de los Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés).

pruebas PISA

Para el director del Foro de Educación y Desarrollo Humano (FEDH), Jorge Mendoza, Nicaragua atraviesa por una profunda crisis educativa. LA PRENSA/ARCHIVO

América Latina es la región con los peores sistemas educativos del mundo, según los resultados del Programa Internacional de los Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), que aplica la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). Aunque Nicaragua no se somete a esta prueba, los estudiosos del tema aseguran que en este país “ni los maestros podrían aprobar”.

El test se aplica cada tres años para evaluar lo que los estudiantes de 15 años saben sobre: Ciencias, Matemáticas y Lectura. En 2015 participó más de medio millón de jóvenes de 72 países del mundo, de estos, 10 de América Latina.

Los resultados de PISA 2015 indican que en los últimos años los estudiantes de la región no lograron avances en Ciencias, en Matemáticas, solamente la mitad logró avances, en cambio en Lectura hubo algunas mejoras.

El director del Instituto de Educación de la Universidad Centroamericana (Ideuca), Rafael Lucio Gil, explicó que la prueba PISA atiende a intereses económicos de los países miembros de la OCDE y que de aplicarse en Nicaragua los resultados serían desastrosos.

“Es una prueba de saber pensar, saber razonar, no tanto de tener muchos conocimientos pero sí tener capacidades desarrolladas y nuestros sistemas educativos (…), si de algo fallecen, es de no preparar para nada en ese aspecto de desarrollar competencias de razonamiento”, expresó Gil.

informe pisa, PISA, prueba PISA, educación

Para este académico el problema de Nicaragua es mucho peor que en el resto de América Latina, “estoy seguro de que si aplicáramos esa prueba PISA a docentes que imparten esos contenidos aquí (Nicaragua), la reprobarían y es por eso de que si algo nos falla es la calidad de la educación, la calidad del aprendizaje, pero ¿por qué falla? La clave está en los maestros”.

Una opinión similar manifestó el especialista en Educación del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), Alex Bonilla, quien indicó que la prueba PISA está diseñada para los países del “primer mundo” y los países de América Latina difícilmente alcanzarán buenos resultados, aun cuando son los mejores evaluados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

“Los estudios PISA lo que pretenden evaluar es la eficiencia de los sistemas educativos, hay países, como México, que solicitó ser integrado, creo que lo que están haciendo es conocer el nivel de avance que tienen en materia de la modernización de su sistema educativo (…) y no existe un criterio que diga por qué unos países entran y otros no”, manifestó Bonilla.

Tanto Gil como Bonilla coinciden en que este tipo de ejercicios no son el mejor instrumento para medir la calidad de la educación de un país, debido a que se basan en los resultados y no en los procesos pedagógicos.

“La calidad de la educación no se debe regir solo por los resultados, sino también por los procesos, no solo por los datos estadísticos, sino también por los procesos y por las experiencias que han tenido los chavalos, los niños, los adolescentes en el proceso de aprendizaje y en ese sentido las pruebas son muy limitadas”, dijo Gil.

Países latinos que participan en el informe PISA

Los países de la región que se sometieron a la prueba PISA fueron: Argentina (solo la ciudad de Buenos Aires), Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Uruguay. La prueba PISA se aplica desde el año 2000.

Evaluación constante

Aunque la prueba PISA se aplica desde el 2000, los sistemas educativos del mundo están sujetos a constantes evaluaciones promovidas por organismos internacionales, normalmente de carácter muestral, como son las pruebas: PISA, PIRLS, Talis, Piaac. Además, está sometido a estadísticas e informes censales como las que realizan Eurostat, Eurydice, Cedefop o el Inee y una serie de pruebas regionales.

A estas pruebas, estadísticas e informes hay que añadir toda la evaluación que tiene lugar en los propios centros educativos y en las aulas de clase.

    Estoy seguro de que si aplicáramos esa prueba PISA a docentes que
imparten esos contenidos aquí (Nicaragua),
la reprobarían (…), si algo nos falla es la calidad
de la educación”.
Rafael Lucio, director del Ideuca.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: