Ya está abierto el Museo San Juan Pablo II

El proyecto se materializó en un área de 8,00 metros cuadrados con fondos de la Alcaldía de Managua, cuyo costo fue de 45 millones de córdobas, según el Plan de Inversión Anual (PIA) 2016.

Museo

Con una inversión de 45 millones de córdobas, así quedó el Museo San Juan Pablo II. LAPRENSA/M.VALENZUELA

Tras varios meses de estar listo, el Museo San Juan Pablo II que se construyó en el Malecón de Managua fue inaugurado ayer, para los interesados en conocer más de la vida de este líder religioso.

El proyecto se materializó en un área de 8,00 metros cuadrados con fondos de la Alcaldía de Managua, cuyo costo fue de 45 millones de córdobas, según el Plan de Inversión Anual (PIA) 2016.

Ahora, las personas que deseen conocer la vida del Papa y apreciar atuendos que usó en sus venidas a Nicaragua, pueden llegar al amplio sitio, ubicado a orillas del lago Xolotlán, donde hay una privilegiada vista de la Península de Chiltepe y el puerto Salvador Allende.

Además de las tres salas de exhibición, donde está una réplica en miniatura del Papamóvil, el asiento que utilizó en una de sus visitas y fotografías de él, en el patio de este lugar hay una fuente y un diseño que representa la paz.

El Museo “va a tener un acceso ordenado, estudiantes, grupos. Es un lugar pequeño, muy lindo, dedicado a honrar la memoria de la visita del Santo Padre a nuestro país, y a honrar su legado, su legado de lucha por la paz en el mundo”, informó la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, al mediodía de este miércoles.

Jardinería y enramada, otro atractivo

Desde la calle se aprecian las salas y parte de lo que estas contienen, al ser el frente de vidrio. El acceso principal está localizado en la parte derecha de la estructura y al otro extremo está una enramada, donde se puede estar. Además en varias partes del sitio se ve una impecable jardinería.

En principio, el Gobierno de Nicaragua apostó a abrir el lugar el 27 de abril pasado, al cumplirse ese día dos años de la canonización de Juan Pablo II, pero los trabajos no estuvieron a tiempo y se tuvo que cambiar la fecha en al menos dos ocasiones más.

Para aprovechar el tiempo se trabajó en horas extraordinarias, apoyados de plantas para iluminar el área intervenida.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: