Hay calidad pero hace falta

El cacao que se produce en Nicaragua se conoce a nivel internacional por la calidad y fineza, sin embargo urge que los procesos de producción se renueven para lograr mayor productividad.

El cacao que se produce en Nicaragua se conoce a nivel internacional por la calidad y fineza, sin embargo urge que los procesos de producción se renueven para lograr mayor productividad.

“El principal problema que tenemos en Nicaragua es el manejo de la planta , la tecnología muy baja”, indica Nakor’d García, director general de Country for Nicaragua.

Aprender técnicas de poda, fertilización de las plantas y cuido en los procesos están apostando los productores para lograr mayor productividad de cada árbol de cacao.

“Se necesitan ampliar las áreas de siembra, ir creciendo y cuidando la calidad del cacao para que sea competitivo”, asegura García.

A pesar de estas debilidades en el sector cacaotero, su calidad permitirá que seis especies de cacao locales participen en los Premios Internacionales de Cacao 2017, a celebrarse en Salon du Chocolat, en París en octubre.

Ese viaje permitirá a los productores “abrir su mentalidad porque la mayoría de las cooperativas son cerradas, viven en pueblito y no ven más allá… y eso le da la salida al mercado internacional de chocolate de París, uno de los países más grandes del mundo, pueden empezar a interactuar directamente con el cliente, evitar los intermedios y evitar un solo mercado”, explicó, Zoi Papalexandratou, experta en fermentación.

A mejorar

“Hay que tratar la productividad, financiamiento para mejorar la eficiencia, para disminuir la tasa de enfermedades, para producir más adentro de la plantación”, dijo Lars Moller, gerente general de la empresa Ingemann, que exporta cacao.

“Las cooperativas deben mejorar los procesos de cosecha, los procesos de fermentación y secado”, continuó Moller.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: