Nicaragua y Costa Rica, discordia entre vecinos

Recuento de desaveniencias en los últimos 18 años. Desde los litigios fronterizos hasta las denuncias por xenofobia contra Costa Rica

puertas abiertas

Nicaragua impidió la entrada a migrantes cubanos, provenientes de Costa Rica. Ese fue uno de los últimas diferencias públicas entre ambos países.

Al tres veces presidente de Costa Rica, Ricardo Jiménez Oreamuno (1910-1914, 1924 – 1928 y 1932-1936) se le atribuye la frase de que en su país hay tres estaciones: invierno, verano y las disputas con Nicaragua.

Los altercados entre los dos países han tocado desde la pertenencia del río San Juan, que es de Nicaragua, litigios en cortes internacionales y denuncias de xenofobia. Este es un breve recuento de los últimos 18 años.

En 1998, Emilio Álvarez Montalván, canciller de Nicaragua durante el gobierno de Arnoldo Alemán (1997-2001), denunció un intento costarricense por expandir sus fronteras hacia territorio de Nicaragua, porque 14 comunidades fronterizas del sur nicaragüense aquejadas por el abandono desde Managua, amenazaban con anexarse a sus vecinos.

La denuncia de Álvarez Montalván mereció la protesta de Roberto Rojas, canciller de Costa Rica durante el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002). Un mes después, Costa Rica denunció que el Ejército de Nicaragua impedía libre navegación de policías armados por el río San Juan. En esa época, el gobierno de Alemán amenazó con aplicar un impuesto patriótico del 35 por ciento a las importaciones costarricenses en uno de los episodios de tensiones.

BOLAÑOS -PACHECO

El sucesor de Alemán fue Enrique Bolaños en el gobierno de Nicaragua. El 26 de septiembre de 2002, el presidente nicaraguense y el de Costa Rica, Abel Pacheco(2002-2006), firmaron una tregua de tres años para evitar discusiones sobre derechos de navegación en el San Juan.

El 29 de septiembre de 2006, tres días después de haberse vencido la tregua, Pacheco elevó el caso a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y demandó a Nicaragua por derechos de navegación para sus policías armados y con fines comerciales con objetivos comerciales incluido el turismo.

En 2009 la CIJ falló. Refrendó la soberanía del río para Nicaragua, negó la petición costarricense de que sus policías navegaran armados pero sí le concedió a los ticos el derecho de navegar con fines comerciales o de turismo, la verdadera intención de Costa Rica.

A finales de 2010, una cuadrilla que dragaba el río San Juan a cargo del comandante Edén Pastora, el representante del gobierno de Daniel Ortega en esa zona, abrió un caño de 800 metros de largo en un humedal de Costa Rica. El gobierno de Laura Chinchilla (2010-2014) demandó a Nicaragua por daño ambiental e invasión a la soberanía, fallo dictado por la CIJ hace un año favorable a los ticos.

La CIJ condenó a Nicaragua pagar el daño nicaragüense, que el gobierno de Luis Guillermo Solís valora en 6,7 millones de dólares, un punto en que no se logran poner tampoco de acuerdo.

DISPUTAS Y MÁS DISPUTAS

En el expediente, abierto por Laura Chinchilla, en el caso de los daños ambientales, señalados a Nicaragua, la CIJ unió la demanda nicaragüense contra Costa Rica de 2011, alegando que le contaminaba el San Juan con sedimentos provenientes de una carretera fronteriza construida tras la incursión de EdénPastora. Nicaragua perdió también ese reclamo.

Días antes de entregar el gobierno, Chinchilla demandó a Nicaragua en 2014 ante la Corte, esta vez por límites marítimos entre los dos países en los océanos Pacífico y Atlántico. Costa Rica se queja de que Nicaragua ofrece bloques de exploración petrolera en sitios que le pertenecen. La demanda está en proceso.

CASO NATIVIDAD CANDA

Las diferencias entre los dos países no son solo por conflictos fronterizos.   En noviembre de 2005, Natividad Canda Mairena, nativo de Chichigalpa, Chinandega, murió a los 25 años atacado por perros rottweiler en un zacatal ubicado en la parte trasera de un taller y venta de carros en La Lima de Cartago. El hecho disparó la xenofobia entre un país y otro.

La hostilidad en una parte de la población costarricense fue tal, que no solo los chistes xenófobos circularon en mensajes de texto celular y algunos blogs de internet, la moda de aquel momento; sino que desembocó en el asesinato de José Ariel Silva, quien junto a familiares y amigos fue atacado por una turba de ticos mientras departían en un bar de La Guácima de Alajuela, centro del país.

La trifulca se armó cuando los nicaragüenses reaccionaron molestos por las burlas xenófobas como ladridos de perros. Un juzgado penal de Alajuela condenó a un tico por el asesinado a puñal y en la resolución hubo reprimenda por los actos xenófobos.

Meses después de los hechos de Canda y Silva,  Nicaragua denunció a Costa Rica en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, Estados Unidos, por xenofobia y discriminación contra inmigrantes nicaragüenses.

En 2007 la CIDH declaró inadmisible la denuncia, en la que Managua además alegaba retardación de justicia por la muerte Canda Mairena, un hecho que por la vía penal y civil fue dos veces a juicio en Costa Rica pero la parte demandante, los abogados de la madre del nicaragüense, perdieron ambos procesos.

Miles de nicaragüenses  migran a Costa  Rica en busca de mejores oportunidades y su esfuerzo es reconocido como un soporte importante en la economía de aquel país.

REDADA EN LA CARPIO

A inicios de 2004, en La Carpio, un asentamiento habitado por ticos y nicaragüenses en San José, la policía costarricense ejecutó una redada masiva contra los extranjeros indocumentados.

Unos 600 nicaragüenses fueron detenidos temporalmente una madrugada de mayo mientras se disponían viajar a sus trabajos. Las tensiones volvieron a elevarse.

El 2005 el parlamento de Costa Rica aprobó una dura ley que castigaba fuertemente a los extranjeros ilegales y le daba mucho poder a la policía migratoria, en un país donde casi el 10% de su población es originaria de otros países, principalmente inmigrantes nicaragüenses; y que su actividad agrícola, construcción y de servicio doméstico descansa en parte sobre familias completas que han llegado desde Nicaragua.

Diversos organismos no gubernamentales la criticaron y el ex presidente Oscar Arias, Premio Nobel de La Paz, quien hacía campaña política para su segundo mandato,  la tildó de draconiana.

 

Ver también:

Costa Rica atrasa la unidad

Costa Rica recibirá presidencia del SICA sin Solís

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: