Mauricio Sulaimán: «Román está confundiendo las cosas»

Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, considera que Román González está confundiendo lo deportivo con lo económico.

Román "Chocolatito" González

Román «Chocolatito» González debe volver al cuadrilátero a finales de febrero o inicios de marzo. FotosLAPRENSA/ Luis Gutierrez

Mauricio Sulaimán cree que Román “Chocolatito” González está metido dentro de una burbuja de confusión. El presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) abrió su boca ayer para recordarle al tetracampeón nicaragüense que se encuentra “en periodo mandatorio” y le ha dejado claro que el organismo no le está exigiendo que acepte la revancha directa con el mexicano Carlos Cuadras.

Sulaimán ha tratado de desmenuzar la situación, para volverla más entendible. Primero recordó que fue “Chocolatito” quien dijo que sí a Cuadras después del primer combate, para darle vida al segundo. Y piensa que Román está en todo su derecho de pedir una buena bolsa, pero esa postura no debería mezclarla con abandonar el título si es necesario para lograrlo, en el caso de que su petición no dé frutos.

Es por eso que Sulaimán considera que “Chocolatito” está “confundiendo las cosas”, lo económico con lo deportivo, sin saber establecer las diferencias. Y trajo de vuelta al escenario el nombre del tailandés Srisaket Sor Rungvisai, quien figura como retador a la corona, con el que González es libre de negociar.

“‘Chocolatito’ está en periodo mandatorio, pero por la importancia de la pelea que tuvo (con Carlos Cuadras), y por el hecho de que ambos pidieron la revancha, él en especial en su calidad de campeón, todo mundo daba por entendido que los dos querían la pelea, después de que Cuadras le diera la oportunidad, por el hecho de que la primera resultó durísima y controvertida, y nosotros autorizamos la revancha, haciendo a un lado al retador Srisaket Sor Rungvisai”, declaró Sulaimán al periodista Salvador Rodríguez de ESPN.

“Sobre lo que pide (Chocolatito), se vale que pida lo que cree merecer, pero está confundiendo las cosas. Si no quiere la revancha entonces la junta de gobierno del CMB atenderá la situación porque el retador mandatorio es Rungvisai, pero que lo diga por vía correcta”, agregó el dirigente, dando a entender que el CMB está dispuesto a mediar.

“Lo que no se vale es que se embarre al organismo o incluso a su promotor porque no le quieren dar lo que él cree merecer”, afirmó.

La postura de Román

“Chocolatito” no quiere la revancha con Cuadras, que se rumoraba sería la pelea semiestelar de la velada que montará la cadena de televisión HBO el 18 de marzo en Nueva York, en la que Gennady Golovkin enfrentará a Daniel Jacobs, según fue confirmado.

“Prefiero hacer una pelea antes de volver a enfrentarlo. Además, si no me pagan lo que estoy pidiendo (800 mil dólares), no peleo. Merezco ganar esa cantidad, me ha costado llegar hasta donde estoy y quiero darme mi lugar”, dijo hace dos días Román, cuando retomó sus entrenamientos en el gimnasio Róger Deshón, en Managua.

El mejor hispano

Román “Chocolatito” González no tuvo rival amenazante en la batalla por el reconocimiento al “Mejor Boxeador Hispano 2016”. La cadena de deportes ESPN, a través del analista Bernardo Pilatti, exaltó la belleza del boxeo del nica y valoró sus logros por encima de los del mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y de los del cubano Guillermo Rigondeaux, quienes también pertenecen al ranking de los mejores libra por libra del mundo.

Los argumentos están del lado de Román, sin discusión. Termina el 2016 situado en la cima de la élite mundial, conservó su invicto afrontando dos combates espinosos contra McWilliams Arroyo y Carlos Cuadras, brincando en su último compromiso a una división inédita para pelear con el campeón.

El embajador de los pesos pequeños deleita y aturde. Es arte en movimiento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: