Magistrado Rafael Solís defiende justicia a la medida de Daniel Ortega

Operador del FSLN en la Corte Suprema de Justicia mira "fundamentada" la sentencia que descabezó a la oposición agrupada en el PLI

Rafael Solís, magistrado de la Corte Suprema de Justicia y operador político de Daniel Ortega. LA PRENSA/ ARCHIVO

Rafael Solís, exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia y operador político de Daniel Ortega. LA PRENSA/ ARCHIVO

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y hombre fuerte de Daniel Ortega en ese poder del Estado, Rafael Solís, aseguró este martes que actúan en base a derecho y negó que sean instrumentos del caudillo sandinista como le señalan sus críticos.

Solís hizo estas declaraciones meses después de que mediante una sentencia sacaron del juego electoral a la oposición en el proceso electoral que concluyó con las votaciones de noviembre pasado, la cual fue firmada por magistrados sandinistas.

El magistrado explicó, en relación a la sentencia del Partido Liberal Independiente (PLI) cuya representación legal fue quitada al entonces líder opositor, Eduardo Montealegre, que la realizaron con base a procedimientos legales.

“Sinceramente, la sentencia fue bien fundamentada y yo no voy a volverme a referir a ella. Habían cuatro grupos que nunca se pusieron de acuerdo, nos obligaron a sentenciar”, justificó Solís en referencia a las tendencias dentro de ese partido que se disputaban la representación legal frente a la CSJ, que mantuvo engavetado el litigio durante seis años.

La Sala Constitucional de la CSJ, de la que Solís es miembro, resolvió quitarle la representación jurídica a Montealegre y entregarla a una facción de Pedro Reyes, quien reconoció en noviembre, al momento de su caída, que “cuando uno es útil lo desechan”.

No es primera vez que la Sala Constitucional favorece a Ortega. En 2010, fallaron un recurso que permitió al mandatario postularse como candidato a la reelección en los comicios de 2011, pese a que la Constitución se lo prohibía en el artículo 147. Ese artículo acabaría siendo borrado en 2013 de la Carta Magna con la reforma a la misma, realizada por una mayoría sandinista en el Parlamento lograda por fraude electoral según los críticos del sandinismo.

Insiste en legalidad

Aún con ese pasado reciente, el magistrado Solís reiteró que las resoluciones judiciales las fundamentan apegadas a la ley. “La sentencia fue muy bien fundamentada conforme a derecho”, reiteró el judicial, militante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), partido que se encuentra en el poder desde 2007.

La decisión de descabezar a la oposición política en junio pasado, cinco meses antes de las votaciones presidenciales, dejó a Ortega sin competencia pues se enfrentó a partidos sin peso político.

“Poder de Ortega”

Para el opositor político y jurista, José Pallais Arana, el poder judicial, solamente toma decisiones por órdenes directas del presidente inconstitucional como se llamó a Ortega desde que se saltó la prohibición constitucional valiéndose de la sentencia.

El FSLN tiene la mayoría de magistrados de la CSJ. Pero además, según admitió en 2006, el magistrado liberal Manuel Martínez, el FSLN controlaba desde entonces la mayoría de los jueces con una correlación de 80 jueces sandinistas contra 20 liberales leales a Arnoldo Alemán, con quien Ortega se repartió las instituciones desde el 2000.

Ortega ha exhibido su poder en el pasado, cuando públicamente llamó “asesinos” a los implicados en la masacre del 19 de julio de 2014, antes que un juez los declarara culpable.

Una parte del problema

“El poder judicial es parte del problema de la crisis política de este país, porque no imparten justicia de acuerdo con la ley sino que siguen criterios políticos en todos los casos”, criticó el exdiputado opositor José Pallais.

“El Estado de Derecho no existe. No existe justicia y el control del poder judicial que ejerce Daniel Ortega es uno de los elementos fundamentales de la dictadura y de los mecanismos de poder para controlar el país. El poder judicial es de Ortega, eso lo sabe toda la sociedad de Nicaragua . Nada se mueve en el poder judicial sin la bendición política de Ortega”, señaló Pallais.

Cuestionan a magistrado

El jurista opositor cuestionó a Solís por sus argumentos sobre la sentencia que descabezó al PLI, en junio pasado. “¿Cuál derecho? ¿El derecho de Daniel Ortega?”, preguntó Pallais.

En noviembre pasado, el jurista Carlos Tünnermann describió a Ortega como un político “astuto, sin escrúpulos”. Esos rasgos de su personalidad explican, a criterio de Tünnermann, su permanencia en el poder. A sus 71 años, el mandatario sandinista ha detentado 21 años el poder y sumara 26 cuando termine el próximo período que inicia en enero.

 

Es una campaña vieja que no ha tenido eco en los organismos internacionales, en el mismo ámbito de las comisiones sobre derechos humanos, civiles, sobre la aplicación de la Ley”.

Rafael Solís, magistrado de la CSJ

Despojo a diputados

Días después del descabezamiento de la oposición, la Asamblea Nacional, también controlada por Daniel Ortega Saavedra, destituyó a 16 diputados propietarios y 12 suplentes, electos en 2011 bajo la bandera del Partido Liberal Independiente (PLI).

La destitución se dio por órdenes del Consejo Supremo Electoral (CSE), otro poder del Estado, que la oposición política y la sociedad civil aseguran que es controlada por el presidente inconstitucional. Los diputados destituidos fueron señalados por Pedro Reyes, de estar en desacato con el nuevo Partido Liberal Independiente (PLI), entonces bajo su control.