Columna Semanal: Competitividad Empresarial

¿Y tu mejor supervisor?

Si lo vemos desde esta perspectiva, entonces el mejor supervisor que tuve fue también mi peor jefe, el conocido por ustedes como el “Terrible señor Manns”, finalizó.

28/12/2016
Carlos R, Flores.

Aconteció en una reunión con excolegas y la pregunta surgió al recordar a los diversos jefes que cada uno había tenido en su vida laboral. Algunos aún seguían trabajando para otras empresas, otros desde hace tiempo nos habíamos independizado y seguido nuestro propio camino.

Ante la cuestión, uno de los presentes aclaró:

—Depende de a lo que le llamemos “mejor”; si es por relación personal que se desarrolló o bien por el componente de aprendizaje. Si lo vemos desde esta perspectiva, entonces el mejor supervisor que tuve fue también mi peor jefe, el conocido por ustedes como el “Terrible señor Manns”, finalizó.

—No podría ser —repuso otro— si ese hombre no pudo ser más que la definición más perfecta del antiliderazgo.

—Pues por eso lo digo —replicó— porque sin él no hubiese conocido en forma muy completa las conductas y comportamientos más completos para desmotivar, para no comprometerse, para saberse desorientado ante una supervisión tan inefectiva, en donde lo único que sí estaba claramente definida era la agenda personal (transitoria y egoísta) de ese supervisor que solamente veía en los colaboradores a un medio para proyectarse, sin considerar las necesidades de quienes estaban encargados de formar equipo y lograr resultados grupales —finalizó diciendo.

Ciertamente que el aprendizaje —positivo o negativo— son diferentes caras de una misma moneda: se puede perfectamente aprender de los ejemplos positivos para replicarlos, o bien, de los negativos para no cometerlos o no repetirlos.

Este era el caso de ese tristemente célebre gerente, quien manejaba pautas que no solamente lograban que el personal abandonara cualquier concepto de lo correcto o lo incorrecto, considerando el interés de la empresa, y lo sustituyera por su absurda noción del bien y del mal, según antojo e intereses creados.

“No hubo en esa época dentro del departamento que este señor dirigía, algo que no estuviese realizado con sumo cálculo o malicia. Desde el día uno de su transferencia, en la primera reunión, nos pidió que le diéramos por escrito y en cinco minutos nuestros objetivos, siendo que una vez que terminamos, nos recibió los papeles, y con cara de suma amabilidad nos los recibió y a continuación los rompió en pedacitos, diciendo: ‘El único objetivo que ustedes tienen es que yo pueda alcanzar la posición tal en mi próxima promoción, porque aquí yo estoy castigado, y por ende, ustedes también’”, recordaba aquel excolega.

“Nos ponía a que nos vigiláramos entre todos, no salía una nota electrónica —aún de la más trivial— si no era con copia a él; las personas que se distinguían en su trabajo eran aquellas que hacían trabajos ‘de inteligencia’, de saber concretamente qué se podía hacer para no colaborar con otros departamentos, o para sutilmente, identificar factores de culpabilidad que fuesen siempre un arma en contra de otros durante las reuniones de coordinación semanales”, proseguía.

“Adoptó la figura de los ‘protegidos’ —aquellos a quienes gustaba de dispensar favores o favoritismos— que simplemente eran invencibles en cualquier circunstancia, tuviera o no que ver con el trabajo”, decía.

“A aquellos que en su criterio estuviesen según él ‘aplazados’ les postergaba indefinidamente la evaluación anual de desempeño, contestando sonrientemente cuando alguien le preguntaba sobre el particular: ‘Debés bendecir cada día, no sabés si este será el último en la empresa’”, continuaba.

“Las personas que renunciaron a su puesto bajo su dirección fueron numerosas, pero él siempre establecía que ese era un proceso ‘darwiniano’ normal, en donde la supervivencia del más apto se imponía siempre y que más bien la organización estaba cada vez más liviana, que afortunadamente la grasa se estaba eliminando sola en forma orgánica”, finalizó diciendo.

(*) direccion@cambiocultural.net

...
Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.


Recientes
22/01/2018 12:02 AM

El presidente en su laberinto

Opinión
El presidente en su laberinto

Las sanciones de la Ley Magnitsky, contra Roberto Rivas, constituyen el golpe más duro al régimen de Daniel Ortega en los últimos diez años y marcan el inicio de una escalada inevitable...

22/01/2018 12:00 AM

Mujer camerunesa que reclamaba cadáver de su hijo migrante va a juicio este 26 de enero

Nacionales
Mujer camerunesa que reclamaba cadáver de su hijo migrante va a juicio este 26 de enero

En ambos expedientes acusan tráfico de migrantes ilegales y crimen organizado, aunque aún se desconoce la conexión entre los acusados..

22/01/2018 12:00 AM

El dilema de la OEA y Ortega

Opinión
El dilema de la OEA y Ortega

Daniel Ortega enfrenta el dilema de seguir adelante, como si no ha pasado nada, o bien hacer los cambios profundos que requiere el Sistema Electoral..

22/01/2018 12:00 AM

Una mujer busca un lugar donde vivir con sus cuatro hijos en San Jorge, Rivas

Departamentales
Una mujer busca un lugar donde vivir con sus cuatro hijos en San Jorge, Rivas

La dueña de la casa donde vive Silvia Roca, de 27 años, le dio hasta el 25 de enero para que desaloje..

22/01/2018 12:00 AM

¿Por qué cabildean los empresarios en Washington?

Columna del día
¿Por qué cabildean los empresarios en Washington?

Es difícil conocer los entretelones oscuros de estos tejes y manejes porque, como es de esperarse, bajo un gobierno como el de Daniel Ortega los empresarios temen las consecuencias de ser transparente..

22/01/2018 12:00 AM

Cartas al Director

Cartas al Director
Cartas al Director

Francisco en Perú Hace unos días el papa Francisco sorprendió al rehusar dos entrevistas solicitadas por Sebastián Piñera, el presidente electo de los chilenos. Al sobrevolar Argentina envió un p..

Noticias por Correo

Suscribase gratis para informarse del diario acontecer nacional e internacional.

{{ formErrors.get('formInputs.email') }}

{{ value }}