Costa Rica denuncia nuevamente campamento militar nicaragüense

Canciller de Costa Rica, Manuel González, aseguró que enviados de la Corte Internacional de Justicia observaron presencia de militar de Nicaragua en una zona reclamada

militar

El Ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Manuel González, aseguró a medios de su país, que una misión especial enviada por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) constató que Nicaragua mantiene un campamento militar en el extremo norte de Harbour Head.  Según publicó el diario La Nación, el canciller González denunció como una agresión a territorio costarricense la presencia de militares nicaragüenses en esa zona.

Recoge la nota del diario costarricense que el canciller González declaró que los militares de Nicaragua, «están en un punto de la playa de Isla Portillos, frente al mar Caribe, justo donde empieza la laguna Los Portillos» .

La Corte Internacional de Justicia, con sede en la ciudad de La Haya, en Holanda, envió a dos expertos independientes a evaluar las características naturales de la zona fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua,  como parte del juicio en marcha para definir los límites marítimos entre ambos países. Los expertos realizaron la visita del 2 al 9 de diciembre pasado.

El máximo tribunal internacional consideró necesario la inspección a fin de tener elementos que le sirvan para resolver la demanda presentada por el gobierno de Costa Rica, en febrero del 2014, para delimitar los límites marítimos con Nicaragua, tanto en el Caribe como en el Pacífico.

En 2015, la CIJ falló a favor de Costa Rica declarando su soberanía sobre la Isla Calero (que en Nicaragua le conocen como Harbour Head), un territorio de unos tres kilómetros cuadrados.

Los especialistas de la CIJ no han informado sobre de la visita realizada a la zona fronteriza.

Sin embargo el canciller costarricense aseguró a los medios de su país que durante la visita de los especialistas de la CIJ hubo un incidente entre los los militares nicaragüenses y el funcionario enviado por San José, que acompañó a la misión, cuando este último empezó a fotografiar el campamento con su teléfono.

Representantes de Nicaragua también acompañaron a la delegación de la CIJ a la zona fronteriza, de acuerdo a La Nación, aunque esto no ha sido informado por el gobierno nicaragüense.

«La laguna es nicaragüense, adujo el canciller, pero la isla y su playa son costarricenses. Explicó que el tratado Cañas-Jerez de 1858 y los laudos Alexander definieron como territorio costarricense todo lo que está a la margen derecha del río San Juan hasta su desembocadura y a la margen derecha de un canal de agua que nutría el laguna desde dicho cauce», de acuerdo a La Nación.

El canciller González adelantó que la presencia militar nicaragüense será usada en contra de Nicaragua ante la CIJ.

«Es parte de un nuevo tema que tenemos que abordar en esta relación (con Nicaragua). Esto es una pata adicional al banco, una pata más que salió», advirtió el canciller en declaraciones a medios costarricenses.

Nicaragua calla

El Gobierno de Nicaragua no ha reaccionado al nuevo reclamo de Costa Rica.

A finales de noviembre pasado el gobierno de Luis Guillermo Solís ya había reclamado formalmente al gobierno del presidente inconstitucional, Daniel Ortega, por la presencia militar nicaragüense en la barra de arena que separa la laguna Harbour Head del mar Caribe, zona que Costa Rica reclama como propia.

Lea: Costarricenses creen que Nicaragua los puede invadir

En esa oportunidad sí hubo un rechazo del gobierno de Ortega a ese reclamo. Mediante una carta respuesta el vicecanciller Denis Moncada Colindres (quien es el canciller real) respondió al canciller González, mediante una carta que su reclamo «era infundado».

Herdocia insta al diálogo

Mauricio Herdocia, especialista en temas internacionales, espera que los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua depongan sus posiciones de confrontación y se abran al diálogo a fin de resolver sus diferencias.

Aunque Herdocia explicó que en el párrafo 70 de la sentencia de la la CIJ de diciembre del 2015 sobre la demanda territorial entre Nicaragua y Costa Rica,  «estableció con toda claridad que en la definición del término territorio en disputa no especificaba ninguna referencia a la franja de costa que conecta al Mar Caribe con el sector oeste de la laguna nicaragüense de Harbour Head».

«Ahí la Corte reiteró una vez más, que ambas partes coincidían que esa laguna le pertenecía a Nicaragua. Y además de eso, la Corte dijo que si bien ambas partes en los  argumentos orales expresaron diferentes puntos de vista, sin embargo ninguna de las partes requirió a la Corte definir la frontera más precisamente con relación a esa franja de costa. Y por consiguiente en su fallo la Corte dice: «consecuentemente, la Corte se abstiene de hacerlo», explicó Herdocia.

El especialista recordó que en los alegatos orales ante la CIJ, en abril del 2015, el gobierno de «Costa Rica reconoció que la franja de costa de la laguna de Harboud Head pertenecería a Nicaragua si esa costa estaba por encima del mar, y esa es precisamente la situación actual».

Herdocia conoce que los enviados por la CIJ son Erick Fouashe y Francisco Gutiérrez, y su visita a la zona fronteriza «tendría el interés de tratar de proyectar de una mejor manera la línea que va a definir la frontera en el mar Caribe» entre ambos países.

«Hay que recordar que Nicaragua y Costa Rica tienen un juicio en la CIJ para delimitar la frontera en el Caribe y en el Pacífico», dijo.

«Lo importante es que los dos países aprovechen esta oportunidad para sentarse a conversar sobre estos temas, y no simplemente entablar una nueva disputa», insistió Herdocia.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: