Se acabó el sueño petrolero en el Caribe de Nicaragua

La empresa Noble Energy finalmente liquidó sus operaciones en Nicaragua debido al fracaso en la búsqueda de hidrocarburos en cantidades comerciales.

La búsqueda de petróleo en el Caribe de Nicaragua, por parte de una empresa extranjera de exploración y extracción de crudo, llegó a su final al descubrir que no había la cantidad suficiente para comercializar. LA PRENSA/ARCHIVO

La empresa Noble Energy, quien fue adjudicada con dos concesiones para la exploración y explotación petrolera en el Caribe Sur y Norte de nuestro país, finalmente liquidó sus operaciones en Nicaragua debido al fracaso en la búsqueda de hidrocarburos en cantidades comerciales.

La empresa publicó en La Gaceta, Diario Oficial del Estado, del pasado 19 de diciembre, un testimonio de escritura pública en el cual informa de la liquidación de sus operaciones en Nicaragua y la rescisión de los dos contratos de concesión que fueron otorgados por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), que luego pasaron a ser administrados por el Ministerio de Energía y Minas.

Caribe sur y Caribe Norte

Las concesión en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN) era en el denominado Banco Isabel y en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS) en el denominado Banco Tyra, ambos con una extensión de cuatro mil kilómetros cuadrados.

En el testimonio de escritura pública se consigna que el proceso de liquidación de todos los activos de Noble Energy ya está concluido, incluyendo el cierre de la sucursal.

Lo único que estaría faltando para completar el proceso es la rescisión de los contratos de concesión.

“Permitir al Liquidador completar ciertas tareas a realizar en relación con el mandato del liquidador, incluyendo pero limitado, la ejecución de escrituras públicas para rescindir los dos Contratos de Concesiones Petroleras en que la Compañía es titular de un interés del ochenta por ciento (80 por ciento)”, cita parte del testimonio público publicado en La Gaceta.

Lea: Petrolera no halla crudo en el Caribe

En noviembre del 2013, la misma Noble Energy reportó que las perforaciones por medio del pozo denominado Paraíso I no habían reportado los resultados esperados.

Sin acumulación de hidrocarburos

El pozo, que tenía muestras de hidrocarburos y donde se encontraron yacimientos de carbonatos de la edad terciaria de alta calidad, “no contenía una acumulación de hidrocarburos”, explicó Noble Energy en el comunicado enviado en ese tiempo.

En ese momento, la empresa reportó el cierre de las plataformas Paraíso I y la Ocean Saratoga. En este se llegó a perforar hasta una profundidad de 3,174.5 metros.
Noble Energy era una de cinco compañías en busca de petróleo. Otras cuatro empresas con concesiones otorgadas por Nicaragua continúan su búsqueda en zonas del Caribe Sur, Caribe Norte y zonas del Pacífico del país.

“Decepcionados”

El comunicado de Noble Energy citó al vicepresidente de Exploración y Geociencias, de Noble Energy, Mike Putnam, quien pese a los resultados negativos enarboló en ese momento un positivismo sobre las operaciones de la empresa en Nicaragua.

“Aunque estamos decepcionados porque el pozo no condujo a un descubrimiento, hubo varias observaciones positivas durante la perforación. La información obtenida de este pozo se integrará en nuestro modelo geológico regional para ayudarnos a evaluar el potencial de exploración restante sobre nuestra posición de casi dos millones de hectáreas costa afuera de Nicaragua”, mencionó Putnam en esa ocasión.

Sin embargo, con la liquidación publicada en La Gaceta, es oficial el cierre total de las operaciones de la empresa y de las labores de perforación en el país, dando así por finalizada la búsqueda de petróleo en el Caribe de Nicaragua..

Gastos y sueños

Las inversiones de exploración de Noble Energy en Nicaragua oscilaron entre los 225 millones de dólares hasta los 265 millones, para el cuarto trimestre de exploración de 2013, incluyendo la adquisición de sísmica y procesamiento, costos de los pozos no exitosos y otros gastos geológicos y geofísicos.

Según las estimaciones del Ministerio de Energía y Minas, si se hubiese encontrado petróleo ese pozo habría producido un total de 500 millones de barriles en unos 25 años, o sea unos 55 mil barriles diarios.

Esto habría significado unos 17,500 millones de dólares en ingresos en 25 años o unos 700 millones de dólares anuales.

Con la salida de Noble Energy, Nicaragua pierde una nueva oportunidad comercial de producción de hidrocarburos y seguirá dependiendo de la compra del petróleo a países del mercado y de la producción de energía renovable.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: