Terminales de buses abarrotadas

Éxodo tras las vacaciones superó la oferta de transporte interurbano hacia la frontera.

transporte interurbano, Managua

En la terminal del mercado Roberto Huembes se duplicó la cantidad de viajes a Peñas Blancas por la demanda de usuarios.

Desde las 3:30 de la madrugada del dos de enero la demanda de transporte hacia Peñas Blancas se disparó en la terminal de buses del mercado Roberto Huembes y hubo que disponer de unidades de otras cooperativas para hacer viajes extras y cubrir la demanda. Sin embargo, algunos pasajeros se quejaban de que también había cobros extras.

“El viaje vale 80 pesos y ellos están quitando 100 o 120 pesos. Es un abuso, la gente tiene necesidad de regresar a sus trabajos, pero muchos andan con lo completo”, denunció Gioconda Ramos, quien había esperado más de una hora a que saliera un bus hacia Rivas.

A mitad de la jornada, 60 buses habían partido rumbo a la frontera sur y unos 20 más se dispondrían para los viajes por la tarde, según inspectores del MTI que trabajaban en la terminal.

“Se ha duplicado la cantidad de viajes a la frontera, pero estas unidades extras que no cubren la ruta no pueden regresar con pasajeros, por eso el costo del pasaje es un poco mayor para justificar sus gastos”, expuso Daniel Robles, inspector del MTI, quien aseguró que ayer y hoy se mantendrían unidades extras para cubrir la demanda.

En la terminal del Mayoreo los buses con destino a San Carlos, Río San Juan, iban repletos. Con capacidad para 70 pasajeros sentados y unos 20 de pie, las unidades salían con más de 100 personas a bordo y cargadas de equipajes. La mayoría de ellos, nicaragüenses indocumentados que al llegar a San Carlos emprenden su viaje a Costa Rica, donde trabajan y residen, a través del Puente Santa Fe, en el puesto fronterizo de Las Tablillas.

En la terminal del mercado Roberto Huembes se duplicó la cantidad de viajes a Peñas Blancas por la demanda de usuarios.
En la terminal del mercado Roberto Huembes se duplicó la cantidad de viajes a Peñas Blancas por la demanda de usuarios.

En departamentos

En terminales municipales como la de Nandaime las unidades de buses alteraron sus horarios de salida ante la falta de pasajeros. “No pude regresar a mi trabajo ayer, no salió el último bus porque no había suficientes pasajeros. Para Navidad fue lo mismo”, expuso Gema Gutiérrez.
En la terminal de la UCA la afluencia de pasajeros fue poca los dos primeros días del año. Según transportistas, debían ajustarse a cumplir la cuota de pasajeros por lo que muchos tuvieron que esperar hasta una hora para emprender el viaje a su destino.

 

140 mil visitantes, entre nicaragüenses y extranjeros, fue el flujo registrado entre el 21 de diciembre y el primero de enero, según el reporte de Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: