Violencia lleva a mujeres al suicidio, según organizaciones

El Observatorio de la organización Católicas por el Derecho a Decidir reporta 30 suicidios de mujeres el año pasado como resultado de la violencia a la que fueron sometidas

violencia

El crimen contra la joven Anielka Raquel Espinoza Escobar, ocurrido en un cañaveral en Villa El Carmen, fue uno de los hechos sangrientos que conmovió a la población en el año 2016. LA PRENSA/ARCHIVO

La violencia que sufren las mujeres en Nicaragua las ha llevado incluso al suicidio, consideran representantes de organizaciones defensoras de víctimas contra la violencia de género.

El recién pasado 2016 la violencia extrema cobró la vida de 85 mujeres. De ellas, 30 fue a causa de suicidios, registra el Observatorio de la organización Católicas por el Derecho a Decidir que monitorea este fenómeno.

Las mujeres que recurrieron al suicidio en su mayoría eran jóvenes y tenían antecedentes de violencia. Otras 17 mujeres nicaragüenses murieron a causa de la violencia pero en el exterior, según esa organización.

Magaly Quintana, coordinadora de Católicas y Mirna Blandón, del Movimiento Feminista de Nicaragua, sostienen que el Estado sigue sin analizar las causas de la violencia contra la mujer pese a que esta situación las ha llevado a suicidarse. Ambas consideran que estos hechos merecen una valoración mayor.

“Estas mujeres se suicidan en su mayoría por la violencia que están viviendo en sus hogares. Y lo más triste de todo esto es que son mujeres jóvenes”, refirió Quintana, quien lo califica como “una tragedia”.

“El suicidio no es que te querés quitar la vida, el suicido es querer terminar una situación real que estás viviendo en esos momentos”, sostuvo Quintana quien señala: “por donde miremos la tragedia de las mujeres es terrible en este país”.

Blandón apuntó que las víctimas que recurrieron al suicidio fueron llevadas a ese extremo por los niveles de violencia en que vivían, no solo por razones de género sino también por la violencia institucional, por ejemplo que no encontraron justicia y los femicidas están prófugos.

Aunque durante el pasado año se registraron cuatro femicidios menos que durante el 2015, cuando ocurrieron 53, Quintana dice que sigue siendo el reflejo de la tragedia diaria que sufren las mujeres en el país, tomando en cuenta que otras 65 mujeres sufrieron femicidio frustrado.

De acuerdo al análisis realizado por el Observatorio 34 de las víctimas estaban en edades comprendidas entre los 26 años y más de 41 años, 26 de los casos acaecieron en el domicilio de las víctimas, otros 13 en zonas desoladas, en su mayoría fueron fueron cometidos por parejas, exparejas, novios o algún pariente. A la fecha 27 femicidas están prófugos.

Esconden cifras

El Estado de Nicaragua esconde las cifras pues no está reconociendo el femicidio desde el momento en que modificó la Ley 778 Contra la Violencia Hacia la Mujer e hizo un reglamento que “contradice la esencia de la ley”, dice Mirna Blandón.

Blandón explicó que el Estado “está haciéndose cómplice de la violencia”, desde el momento en que permite que los Gabinetes de la Familia sean quienes conozcan los casos de mujeres violentadas para evitar que éstas presenten la denuncia.

A su vez, criticó que con el cierre de las Comisarías y que sea la Dirección de Auxilio Judicial la que conozca este tipo de casos, “están minimizando la verdadera causa estructural de la violencia”, y considera que esto no variará durante el presente año.

Lea además: Feminicidios: Cifras dispares causan impunidad en Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: