Batallarán contra constructoras informales de Nicaragua

Según el presidente de la CNC, debido a este “cáncer de la informalidad” de los cerca de 130,000 trabajadores que emplea el sector (a septiembre) solo 32,673 estaban inscritos en el INSS.

Construcción Nicaragua

Según el presidente de la CNC, Rodrigo Pereira, debido a este “cáncer de la informalidad” de los cerca de 130,000 trabajadores que emplea el sector (a septiembre) solo 32,673 estaban inscritos en el INSS. LAPRENSA/ARCHIVO

Como parte de la campaña que la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC) y las organizaciones sindicales promueven para combatir la informalidad en el sector, una empresa guatemalteca ya fue demandada por negarse a pagar el aporte a la Seguridad Social.

“La demanda está en proceso en favor de unos trescientos trabajadores y esperamos tener resultado antes de marzo. Es la empresa que estaba construyendo un hotel en Managua”, confirmó el dirigente de la Confederación Sindical de Trabajadores José Benito Escobar (CST-JBE), Luis Barbosa.

Barbosa recordó que “el Código del Trabajo dice que cualquier misión o empresa extranjera debe apegarse a las leyes nacionales, entonces aquí nadie puede desconocer que hay una ley del INSS (Instituto Nicaragüense del Seguro Social), un acuerdo tripartito alrededor del salario, un convenio colectivo, entonces nadie puede evadir su responsabilidad”.

Por su parte, el presidente de la CNC, Rodrigo Pereira, asegura que son muchas las empresas extranjeras e incluso algunas nacionales que están incumpliendo la normativa laboral. “No pagan el salario mínimo, no respetan el convenio colectivo que tenemos con los sindicatos y mucho menos inscriben a los trabajadores en el INSS”, afirma Pereira.

Cien mil en informalidad

Según el presidente de la CNC, debido a este “cáncer de la informalidad” de los cerca de 130,000 trabajadores que emplea el sector (a septiembre) solo 32,673 estaban inscritos en el INSS. “Eso significa que unos cien mil trabajadores de la construcción andan en la informalidad y eso afecta la competitividad de las empresas del sector formal”, sostiene Pereira.

Otra queja de los sindicatos es que a través de licitaciones se están adjudicando varios proyectos a empresas extranjeras que luego subcontratan a empresas locales para realizar las obras.

“En esa subcontratación los que perdemos somos los trabajadores porque no nos quieren reconocer nuestros derechos, menos mal que ahora la Cámara entiende que este es un cáncer que se está comiendo a las empresas formales”, afirma Barbosa.

No subcontratar a informales

Pereira explica que el problema no es la subcontratación, porque en muchos casos es necesario hacerla, sino que se subcontrate a empresas informales, que incumplen con la normativa laboral

Según la CNC, estas empresas bajan el precio de las obras para garantizar su adjudicación y luego se ven obligadas a recurrir a mano de obra informal, que es más barata, para poder ajustarse a su presupuesto, afectando con ello la competitividad de las empresas formales.

“La conclusión a la que hemos llegado es que estas empresas que llegan con estos precios, al no cumplir con el salario mínimo y el convenio obviamente tienen mayores ventajas de costos a costa del trabajador y obviamente también que para recuperar sus costos puede alguna empresa empezar a tomar medidas en la calidad de la construcción y de la obra ese es un riesgo que nos preocupa”, advierte Pereira.

Piden apoyo

Tanto la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC) como las organizaciones sindicales del sector coinciden en que para librar la “batalla contra la informalidad que afecta al sector”, requieren el apoyo del Ministerio del Trabajo (Mitrab) y el Instituto Nicaragüense del Seguro Social (INSS).

“Tenemos que estar las tres partes: Gobierno, empresas y trabajadores, por eso tanto el INSS como el Mitrab deben apoyar una iniciativa para comenzar a hacer más inspecciones y otras acciones”, dice el presidente de la CNC, Rodrigo Pereira.

Por su parte, el dirigente de la Confederación Sindical de Trabajadores José Benito Escobar (CST-JBE), Luis Barbosa, considera que se debe trabajar de manera conjunta, pero mientras eso se logra, “tenemos suficientes argumentos y la capacidad para demandar a cualquier empresa antes las autoridades correspondientes”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: