Otro mercado que se “traga” calles y andenes en Chinandega

Aproximadamente dos decenas de comerciantes empezaban a colocar los anaqueles y mesas para exponer las mochilas y los útiles escolares, pero la Policía y las autoridades municipales se lo impidieron

Las calles aledañas al mercado central están atestadas de canastos, tramos y panas; la calle sur empieza a saturarse de tramos. LA PRENSA/S. Martínez

El irrespeto a un acuerdo pactado con las autoridades municipales llevó a movilizar una patrulla para restaurar el orden en la calle sur del mercado central, donde comerciantes pretendían realizar una feria de útiles escolares sin el permiso de las autoridades.

Aproximadamente dos decenas de comerciantes empezaban a colocar los anaqueles y mesas para exponer las mochilas y los útiles escolares, pero la Policía y las autoridades municipales se lo impidieron y se les declaró en rebeldía al no respetar el acuerdo que con la Alcaldía habían coordinado.

Las autoridades les ofrecieron el parque de ferias en la antigua Estación del Ferrocarril, pero no lo aceptaron, posteriormente se les indicó que desarrollaran las ventas en el sector norte del parque central o la calle frente al templo El Calvario y respondieron que les generaba gastos e incomodidades.

Yamileth Mendoza, directora de la oficina de Servicios Municipales, dijo que por el comercio extendido ante el bloqueo de la circulación vehicular y peatonal la petición ciudadana a la Alcaldía y resto de autoridades es despejar las vías chinandeganas.

“Llegamos a un acuerdo con los comerciantes que ahí era el último año de ventas de la mochila y cuadernos, porque se iba a construir el parque de ferias, pero ellos nuevamente envían la carta de solicitud, les dijimos que ya teníamos asignado el lugar, pero no aceptan”, refirió Mendoza.

La funcionaria recordó que los solicitantes para desarrollar la feria escolar son comerciantes de calzado y ropa que poseen dos o tres tramos en el interior y ahora con el de mochilas y cuadernos es un extra que montan en la calle sur.

Salvadora Cruz, comerciante de un tramo de ropa y líder del grupo de vendedoras, argumentó que por los estrechos pasillos con innumerables tramos del mercado central casi no vende en el interior y por lo tanto el comercio se ha trasladado al exterior del centro de compras, justo en la calle sur.

Obstruido siempre

“Siempre ahí desde hace 14 años se ha hecho la feria; hablan de desorden, pero eso es en los cuatro puntos cardinales de este mercado, que es el más cochino y desordenado de Nicaragua”, indicó la comerciante Salvadora Cruz.

Cruz dijo que benefician al padre de familia con bajos precios de mochilas y cuadernos, pero reconoció el desorden que prevalece en la calle sur.

“El lugar que estamos ocupando se ve obstruido los 365 días del año por motos y triciclos permanentes, pero lo de nosotros es eventual”, refirió.

Los comerciantes piden a la autoridades permitirles realizar la feria.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: