Costa Rica demanda nuevamente a Nicaragua en la CIJ

Costa Rica acudió este lunes ante la Corte Internacional de Justicia(CIJ) de La Haya, para que ese tribunal determine, cuánto deberá pagar Nicaragua en concepto de compensación por los daños materiales ocasionados por Edén Pastora en el 2010 en un humedal fronterizo.

Costa Rica demanda

Vista de la zona en disputa entre Nicaragua y Costa Rica, en abril de 2015, meses antes que la CIJ fallara a favor del país vecino. LA PRENSA/ JORGE TORRES

Costa Rica acudió este lunes ante la Corte Internacional de Justicia(CIJ) de La Haya, para que ese tribunal determine, cuánto deberá pagar Nicaragua en concepto de compensación por los daños materiales ocasionados por Edén Pastora en el 2010 en un humedal fronterizo y por un supuesto campamento militar nicaragüense en territorio costarricense.

«La República de Costa Rica se ha visto forzada a presentar un nuevo caso ante la Corte Internacional de Justicia, como consecuencia del establecimiento de un campamento militar nicarag ense en un sector de la playa de Isla Portillos», dice una nota de prensa de la cancillería costarricense.

Se da la circunstancia de que «la Corte Internacional de Justicia declaró la Playa de Isla Portillos como territorio costarricense en la sentencia del 16 de diciembre de 2015», acota.

Costa Rica también ha pedido a la Corte «delimitar una barra de arena que separa la Laguna Los Portillos, o Harbor Head Lagoon, como la llama Nicaragua, del territorio costarricense».

El ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Manuel González, manifestó en la nota oficial que «a raíz de significativos cambios en la costa caribeña a lo largo de varias décadas, en la sentencia del 16 de diciembre de 2015, la Corte Internacional de Justicia señaló que no se determinaba una delimitación más precisa de la situación fronteriza de ese punto».

«Nicaragua -continuó- aprovechando esta situación, ubicó un campamento militar en la playa costarricense de Isla Portillos, que obliga a Costa Rica, una vez más, a acudir a la Corte, decisión que Costa Rica no ha tomado ligeramente».

«De esta forma el territorio preciso de cada país en este nuevo punto de discusión quedará delimitado y no cabrá ninguna excusa ulterior por parte de Nicaragua sobre el posicionamiento de militares en esa zona», aseveró el canciller.

El ministro finalizó señalando que «con el objeto de acelerar la decisión sobre este tema y no atrasar el caso de la delimitación marítima iniciado en 2014, también hemos pedido a la Corte acumular ambos casos, de forma tal que, todos los asuntos se resuelvan en una misma sentencia.»

El Canciller recordó que sobre el cobro Costa Rica concedió unos días adicionales que vencieron a inicios de enero, para buscar un arreglo con Nicaragua, luego de que el presidente designado por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega, expresó públicamente que Managua estaba dispuesta a pagar.

“Desafortunadamente, a pesar del gesto costarricense, no recibimos ninguna respuesta, y, en consecuencia, he instruido a nuestro Embajador en La Haya, Señor Sergio Ugalde, solicitar a la Corte la determinación del monto definitivo que Nicaragua debe pagar por el daño material sufrido por Costa Rica”, sostuvo González.

El viernes 16 de diciembre de 2016, venció el plazo de un año dado por la CIJ para que Nicaragua y Costa Rica negociaran la reparación económica que el primer país debe reconocerle al segundo, para compensar los daños materiales nicaragüenses provocados en el humedal costarricense fronterizo de 2,6 kilómetros de extensión.

El hecho se remonta a noviembre de 2010, cuando una cuadrilla nicaragüense que dragaba el San Juan, dirigida por Edén Pastora y resguardada por el Ejército de Nicaragua, incursionó a Costa Rica en ese humedal para abrir un caño de 800 metros de extensión y desviar el cauce del río nicaragüense.

El hecho provocó una álgida disputa entre las dos naciones que mantienen relaciones frías hasta el momento. El 20 de noviembre de ese 2010, Costa Rica demandó a Nicaragua por invasión a su territorio y daños ambientales ante la CIJ, cuya sentencia dictada en 2015 fue favorable a Costa Rica, obligando a Nicaragua a pagar los daños.

Costa Rica amplió el plazo hasta los primeros días de enero de 2017, para buscar un acuerdo amistoso sobre el daño que calcula en 6,7 millones de dólares.

En el mes de noviembre pasado Nicaragua rechazó la estimación costarricense, y solicitó mayor documentación, la cual Costa Rica presentó días después.

Días después, en uno de sus retóricos discursos, a finales de años y mientras recibía cartas credenciales de Alejandro Trejos, el nuevo embajador tico en Managua; el presidente ilegal Daniel Ortega se ofreció a Costa Rica a pagar y mejorar las relaciones bilaterales, siempre y cuando antes se revisaran los montos.

El Embajador de Costa Rica en los Países Bajos, Sergio Ugalde, señaló que Costa Rica espera que la Corte emita su decisión sobre el monto de la compensación al final de 2017.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: