Basura, el eterno problema sin resolver

La basura sigue siendo un problema sin resolver en Managua, pero la respuesta comienza por el cambio en uno mismo, dicen organizaciones que trabajan en el tema.

basura

Como cualquier hábito, el depositar la basura en su lugar requiere de un proceso repetido de veintiún días sugiere la psicóloga Mey Ling Pérez Cordero, además de la voluntad de hacerlo. LA PRENSA/ ARCHIVO

A diario, los Managuas producen 1,600 toneladas de desechos sólidos, y en temporada de festividades el número tiende a subir, hasta 1,800 toneladas, de las cuales se reciclan solo un siete por ciento, y el otro restante queda entre la planta de tratamiento, cauces, calles, y aceras, donde la basura predomina, según datos de la Red de Emprendedores Nicaragüense del Reciclaje (Rednica).

A pesar que Nicaragua ha tenido en cuenta el manejo de los desechos sólidos, todavía no hay una solución contundente ante el desafío.

Mientras tanto, cada día, una persona produce entre 1.5 a 1.7 kilogramos de basura según Rednica.

Para el presidente de dicha organización, David Narváez, ya no se puede hablar de cambiar cultura, sino de cómo crear conciencia del tema, ya que a pesar de los esfuerzos, incluyendo a los de la Alcaldía de Managua, se siguen viendo grandes cantidades de basura.

Narváez considera que el problema radica en “cómo le estamos llevando el mensaje a la población”, e hizo  hincapié en que las iniciativas encaminadas en buscar una solución al problema se van en “llamarada de tuza”, es decir, que solo se hace una actividad en una ocasión, esta después se apaga, y no está llegando el mensaje  de forma continua.

Rosario Saenz, directora ejecutiva de Fundenic-SOS sostuvo que el problema está relacionado a la educación en valores desde el hogar, a “entender que el tema del aseo y de la limpieza es un tema de autoestima, de valorar el entorno que uno tiene, de los entornos colectivos”. Así también lo cree Narváez, que más allá de cualquier campaña, el cambio inicia por cada uno, dice.

Depósitos autorizados para desechos no funcionan

En la capital, según el conteo de Rednica, existen unos 38 a 40 depósitos legales para basura, pero “la población no utiliza el cajón de concreto sino que la basura queda afuera, y sigue siendo un problema”, es por tanto, que la respuesta es crear campañas de sensibilización para mitigar la situación de los desechos, considera.

Situación similar ocurre con los depósitos de basura que se instalaron en las paradas de buses, ya que, en algunos puntos como el de la Universidad Centroamericana (UCA), estos no son suficientes ante la cantidad de desechos que reciben.

En el caso de Fundenic,  dejaron de promover la dinámica del chanchometro – con el que medían los lugares más sucios- porque el problema de la basura “los superó”, dice Saenz.

Reciclaje es una oportunidad

El reciclaje es un medio que facilita que menos basura se encuentre tirada en las calles de las principales ciudades del país, labor de la que se encargan unos 13,500 recicladores de base, según el último recuento de Rednica.

Actualmente, este sector cuenta con nueve cooperativas y se espera consolidar unas 15 más para este año.  Además están trabajando en un mapeo nacional de los recicladores  para conocer más de cerca las condiciones de vida en las que ejercen dicho trabajo.

Janny Tercero, presidenta de la Cámara de Recicladores de Nicaragua (Carenic), ha insistido que a la población le cuesta ver el tema de la basura como una oportunidad para obtener ingresos.

Es necesaria la  promoción de la educación ambiental y la sensibilización en el tema, con lo cual está de acuerdo Rednica, siendo  un eje central ante el problema

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: