Hay una ley, pero no sensibilidad ante el maltrato animal en Nicaragua

El más reciente caso de maltrato animal, del que fue víctima un zorro cola pelada a manos de fanáticos de béisbol en el estadio de Rivas, pone en agenda el debate sobre la protección animal

zorro cola pelada

La ausencia de pruebas para confirmar el maltrato animal es una de las trabas que no aporta a que el proceso progrese en la vía judicial, dicen expertos. LA PRENSA/ C. VALLE

Tras el más reciente caso de maltrato animal, del que fue víctima un zorro cola pelada a manos de fanáticos de béisbol en el estadio de Rivas, el debate sobre la protección animal vuelve a estar en la agenda pública.

A pesar que Nicaragua aprobó en el 2011 la Ley 747, Ley  para la Protección y Bienestar de los animales domésticos y animales silvestres, esta no se aplica, considera el especialista en derecho animal, Alberto Argüello.

Y a pesar que se han registrado casos de denuncias de maltrato animal, “estos casos quedan en la misma y mueren en mediación”, expresa el experto.

El maltrato animal no es un problema nuevo, y los antecedentes no solo se refieren a los animales domésticos, sino a los animales cuyo habitat se ven afectado por el avance de la frontera agrícola, dice Argüello.

Perros con flechas

En 2014, los casos de la agresión a perros con flechas en el sector de carretera sur, en Managua, causó indignación en redes sociales. De acuerdo al reporte que hizo LA PRENSA en ese momento, cuatro canes habían muertos por una flecha insertada en su cuerpo.

De este caso solo se supo que se trataba de un grupo de chavalos que andaban con una ballesta a bordo de una camioneta gris. Otro caso fue en el residencial Nejapa, donde se conoció del envenenamiento a perros, acción que al parecer lo hacían por placer, y no por intención de cometer un robo en las casas de dicho residencial.

Argüello dio seguimiento a esas denuncias, pero no prosperan y a veces  ni llegan hasta donde el juez, expresa.

El caso del zorro está catalogado como una falta, pero “por falta no hay cárcel, a menos que el animal que mates lo hagas por entretenimiento y lo hagas en la vía pública”, refiere el experto.

Se necesita de educación 

Lo ocurrido en el estadio de Rivas demostró “la insensibilidad por parte de la población”, expresa Argüello, y refiere que se debe de reformar el Código Civil del país para que se reconozca a los animales como seres sintientes, es decir, que sufren dolor y no como cosas, como hasta ahora se identifica.

La ley establece la necesidad de educar desde temprana edad a las personas para que sean más sensibles, y también sugiere que “deberían de existir campañas educativas desde los colegios para que las personas comiencen a entender el término de protección y bienestar animal”. “Hasta el momento no hay una voluntad del gobierno de desarrollar la ley”, dice el especialista Argüello.

Cuido animal

El veterinario Enrique Rimbaud y presidente de la fundación Amarte, expresa que la Policía Nacional debería de actuar de oficio ante el caso del zorro cola pelada.

En su fundación a diario se reciben diez denuncias de maltrato animal; sin embargo, aclara que es necesario que la población conozca la ruta que se tiene que seguir para que la denuncia tenga efecto.

También la recolección de pruebas es vital, puesto que sin estas no se puede sostener la acusación, refiere Rimbaud.

¿Qué pasó con el zorro?

De acuerdo a una publicación de la página oficial de Facebook de la Organización Nicaragüense Ambiental que el zorro cola pelada fue colgado de un poste de luz. Hasta el momento, ni la Policía Nacional ni el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales se ha pronunciado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: