Ímpetu de la fe católica misionera

Monseñor Rolando Álvarez Lagos encabezó recientemente la peregrinación anual que lleva a cabo la Diócesis de Matagalpa al santuario del Señor de Esquipulas.

Obispo de Matagalpa. LA PRENSA/ARCHIVO

Monseñor Rolando Álvarez Lagos encabezó recientemente la peregrinación anual que lleva a cabo la Diócesis de Matagalpa al santuario del Señor de Esquipulas, una actividad iniciada por el cardenal Leopoldo Brenes cuando era obispo de esa Diócesis del norte del país, y que anualmente logra reunir a más de veinte mil feligreses que recorren 17 kilómetros para poder agradecer a Dios por favores recibidos.

La actividad, estuvo marcada por el ímpetu misionero que el obispo Álvarez viene impulsando en la Diócesis de Matagalpa; donde los sacerdotes acompañaron a los feligreses impartiendo el sacramento de la confesión hacia aquellas personas que deseaban reconciliarse con la Iglesia.

Durante la homilía de la misa campal que ofició en el Santuario, monseñor Álvarez insistió que la Iglesia debe ejercer su evangelización con las puertas abiertas para llegar a todos.

“Somos llamados a ser discípulos y misioneros. El discípulo es el que escucha al maestro y al escucharlo no debe quedarse paralizado, debe volverse misionero anunciando a Jesús a los demás, especialmente a aquel que espera una palabra de consuelo. La Iglesia misionera no solo es el obispo, los sacerdotes, las religiosas y religiosos, somos todos”, indicó elobispo.