Transporte colectivo está paralizado por lluvias en Nueva Guinea

Usuarios del transporte colectivo volvieron a usar sus bestias para realizar sus compras o hacer sus diligencias en la cabecera municipal de Nueva Guinea.

El transporte colectivo está paralizado en la zona de Nueva Guinea, debido a las constantes lluvias que han arruinado los caminos. LA PRENSA/CORTESÍA

El transporte colectivo está paralizado en la zona de Nueva Guinea, debido a las constantes lluvias que han arruinado los caminos. LA PRENSA/CORTESÍA

Usuarios del transporte colectivo de las comunidades cercanas volvieron a usar sus bestias para realizar sus compras o hacer sus diligencias en la cabecera municipal de Nueva Guinea, ante el abandono del sector Transporte Colectivo en la ruta Las Miradas-San José, un trayecto de unos 50 kilómetros, y El Naranjal-El Nancite, con un recorrido de 28 kilómetros, por no poder transitar debido a que la carretera está bastante deteriorada debido a la gran cantidad de lluvia que ha caído en la zona.

“Nosotros no estamos en huelga. Estamos paralizados porque no podemos transitar. La carretera está desbaratada. Vamos a esperar un poco cómo nos va estos días. Hemos logrado volver a ver el sol y tal vez hay un veranillo en la zona y así podamos trabajar. Nosotros queremos darle un buen servicio a nuestros usuarios, pero no podemos. Ellos saben cómo está el camino. Además, si nosotros quisiéramos hacer bulla, solo les decimos salgan, y yo sé que salen a gritar miles de personas que desean que esa carretera sea reparada”, dijo José Duarte, miembro del gremio del transporte colectivo en la zona.

“Esos dos lugares están impasables. Este sábado un equipo de la Alcaldía está tratando de reparar las pasadas malas, pero no avanza porque son bastantes. Del distrito Talolinga, ya para San José, está totalmente malo”, añadió.

Ricardo Paz, de la comunidad Flor de Pino, dijo que el Gobierno debe destinar suficientes recursos. “Estos caminos no son de tapar huecos. Es de casi volver a hacer la carretera. Estas tierras son suaves y se espera que el verano sea corto y si no se aprovecha el veranillo, pues volveremos a usar de una vez nuestras bestias”, dijo.

La alcaldesa sandinista Claribel Castillo dijo en una Radio Local que la comuna no tiene dinero, por eso le están enviando el problema al Ministerio de Transporte e Infraestructura, para que sea este el que repare las carreteras.

 

12 son los transportistas que están paralizados, entre las dos rutas Las Miradas-San José y El Naranjal-El Nancite, debido a las lluvias. Esto ha obligado a los ciudadanos a usar bestias para movilizarse.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: