Mitad robot, mitad humano

Desarrollan un robot gigante tripulado, capaz de desplazarse, moverse y realizar trabajos pesados o peligrosos con sus brazos y piernas articulados, imitando los movimientos del operador humano que lleva dentro

robot

Carcasa del Method-1. LAPRENSA/EFE

El diseñador gráfico Vitaly Bulgarov  (www.bulgarov.com) anunció la construcción de un prototipo experimental de vehículo robótico gigante, con extremidades móviles y controlado por el piloto que lleva a bordo,  similar  a los “mecha” de algunos filmes de ciencia ficción, animaciones “anime” o historietas “manga” japonesas.

Bulgarov, que ha participado en el diseño de robots futuristas de filmes como Transformers, Robocop o Terminator, ha publicado fotos y videoclips mostrando las características y funcionamiento del denominado Method-1, del que asegura que él lo está diseñando y una empresa tecnológica surcoreana lo va a construir.

Esta mezcla de exoesqueleto, vehículo y autómata, que reproduce los movimientos de la persona que lleva dentro, recuerda a los “mecha”  de películas como Star Wars, Avatar, Alien 2,  o Matrix, o del videojuego StarCraft, aunque sus aplicaciones, serán muchos más constructivas que los combates y guerras de la ficción científica, según se desprende de sus declaraciones a Efe.

Este primer “mecha” (pronunciado “meca”, en español) de la vida real  “ha sido desarrollado como una plataforma en la que construiremos soluciones personalizadas para diferentes aplicaciones”, explica a Efe, Vitaly Bulgarov.

Este experto estudió en la Universidad Técnica de Moldavia y explica que está trabajando en este proyecto en su estudio en Las Vegas (Nevada, EE. UU.), “aunque viajo a menudo a Corea del Sur para reunirme con los ingenieros y otros miembros del equipo”.

“El robot Method-1 aún está siendo desarrollado y, tal cual es ahora,  es decir sin introducirle más modificaciones, no está destinado aún para un uso práctico”, aclara.
Bulgarov explica a Efe que está siendo diseñado para que, “en ciertos casos, sus manos, puedan ser reemplazadas por herramientas para realizar trabajos industriales específicos”.

2401-Tecno1 copia
El diseñador Bulgarov ante una carcasa del Method-1. Foto/Vitaly Bulgarov

Replica lo que el humano hace

Añade que en otros casos, como el de otro proyecto en el que trabajará con expertos surcoreanos y que consiste en un vehículo asistido por robot para trabajos de restauración en la zona de desastre de Fukushima,  “la parte superior del cuerpo (la cabina, la interfaz hombre-máquina y los brazos robóticos), podrían montarse sobre una plataforma sobre ruedas”.

En los videos difundidos por Bulgarov se puede observar al diseñador del Method-1, dentro de la cabina de la máquina controlando sus brazos, que repiten aproximadamente los mismos movimientos que ejecuta el piloto, caminando alrededor de un laboratorio. Este diseñador adelanta que irá lanzando más videos con actualizaciones a lo largo de este año.

También ha publicado una serie de imágenes de diseños previos de este prototipo que,  actualmente, tiene cuatro metros de altura, 1.5 toneladas de peso y aspecto humanoide, y que puede mover sus brazos articulados siguiendo los movimientos que ejecuta el operador dentro de una cabina similar a la de un tractor.

“Son imágenes del actual proyecto en curso en el cual todavía seguimos trabajando y que tenemos previsto lanzar oficialmente a mediados de 2017”, adelanta este diseñador a Efe.

“Este ambicioso proyecto requerirá el desarrollo y mejora de muchas tecnologías de ingeniería eléctrica, programación, mecánica, y ‘hardware’ a lo largo del camino, pero todo lo que hemos ido aprendiendo mediante este robot bípedo podrá aplicarse a resolver problemas del mundo real”, señala Bulgarov.

Coloso sobre ruedas en zonas de desastre

2401-Tecno3 copia

Según Bulgarov, a corto plazo este robot tripulado podría integrarse en plataformas industriales donde utilizar robots “atados” no sea un inconveniente,  mientras que montar su parte superior sobre una gran plataforma rodante, “permitiría que se desplazase sobre terrenos desiguales y dispusiese de suficiente espacio para alojar una fuente de alimentación de energía”.

“Sus brazos colosales magnifican el tamaño, la fuerza y el alcance de un ser humano, manteniendo la precisión, y sus 46 motores de alto torque y batería de sensores, le permiten balancearse y caminar sobre una superficie plana”, según la revista New Atlas, que califica al Method-1 como “un traje robotizado”.

“Ha requerido un tremendo esfuerzo de ingeniería encontrar los motores personalizados que pueden proporcionar suficiente torque en cada articulación, así como mantener la estabilidad del robot”, aseguró Bulgarov a esta misma fuente.

Consultado por la revista Live Science sobre el escepticismo de algunos expertos respecto de la existencia real del prototipo Bulgarov ha respondido: “El robot es real y llegarán más metrajes de videos”.

Bulgarov señala que está trabajando haciendo los diseños, mientras una compañía de robótica centralizada en Seúl, trabajan para hacerlos realidad. También afirma que “existe un proyecto de aplicación de esta máquina en desarrollo, pero no se me permite dar más pistas”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: