Fiscal general interina de EE.UU. ordena no defender veto migratorio de Trump

En una carta enviada a los abogados del Departamento de Justicia, la Fiscal dijo no estar "convencida" de que la orden ejecutiva de Trump sea "legal"

Personas junto con integrantes del Senado y la Cámara de EE.UU. participaron este lunes en una manifestación en oposición a la prohibición de inmigración del presidente de EE.UU. Donald Trump, en frente de la Corte Suprema en Washington. EFE

Personas junto con integrantes del Senado y la Cámara de EE.UU. participaron este lunes en una manifestación en oposición a la prohibición de inmigración del presidente de EE.UU. Donald Trump, en frente de la Corte Suprema en Washington. EFE

La fiscal general en funciones de Estados Unidos, Sally Yates, ordenó este lunes a los abogados del Departamento de Justicia que no defiendan en los tribunales el veto a inmigrantes y refugiados impuesto por el presidente, Donald Trump.

En una carta enviada a los abogados del Departamento de Justicia, Yates dijo no estar «convencida» de que la orden ejecutiva de Trump sea «legal». Yates es una fiscal de la era del expresidente Barack Obama y sigue en el cargo a la espera de que el Senado estadounidense confirme al nominado de Trump para la Fiscalía General, el senador republicano Jeff Sessions.

«Soy responsable de velar porque las posiciones que tomamos en los tribunales sean consistentes con la solemne obligación de esta institución de buscar la justicia y defender lo que es correcto», afirmó la fiscal general en funciones en la misiva. «En este momento, no estoy convencida de que la defensa de la orden ejecutiva sea consecuente con estas responsabilidades ni estoy convencida de que la orden ejecutiva sea legal», agregó.

Lea además: Trump enfrenta su primera prueba tras decreto antimigratorio

Por eso, Yates ordenó a los abogados del Departamento de Justicia que no defiendan la orden ejecutiva en las demandas interpuestas en su contra en Virginia, Nueva York, Massachusetts, el estado de Washington y California, como mínimo. «Mientras siga como fiscal general en funciones, el Departamento de Justicia no presentará argumentos en defensa de la orden ejecutiva, a menos y hasta que esté convencida de que sería apropiado hacerlo», concluyó Yates.

Trump, que no se ha pronunciado aún sobre la decisión de Yates, tiene competencias para despedirla, pero el cargo quedaría entonces vacante hasta la confirmación de Sessions. Trump ha causado una enorme controversia y ha soliviantado a medio mundo con la orden ejecutiva que firmó el pasado viernes 27 de emero, como herramienta para luchar contra el terrorismo yihadista.

El decreto de ley suspende el ingreso en Estados Unidos de todos los refugiados durante 120 días, así como la concesión durante 90 días de visados a siete países de mayoría musulmana con historial terrorista -Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán- hasta que se establezcan nuevos mecanismos de vigilancia más estrictos.

Obama rompió precisamente este lunes su silencio al afirmar que «no está de acuerdo con la noción de discriminar a los individuos debido a su fe o religión», de acuerdo con su portavoz, Kevin Lewis.

Le puede interesar: 5 preguntas para entender el impacto de la orden ejecutiva de Donald Trump sobre inmigración a Estados Unidos

Washington demanda a Trump

El fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson, interpuso este lunes una demanda contra la orden ejecutiva sobre migración y refugiados de Donald Trump, convirtiéndose así en el primer estado en dar ese paso. La demanda fue interpuesta contra el propio Trump, el Departamento de Seguridad Nacional y varios altos cargos de la administración

«Somos un país construido en el imperio de la ley. En un tribunal, no es la voz más fuerte la que prevalece. Es la Constitución», afirmó Ferguson, un demócrata, en una rueda de prensa en Seattle (Washington).

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: