La vitamina D

La falta de vitamina D se ha convertido en un problema de salud pública en todo el mundo, condición que se relaciona con los cambios en el estilo de vida generados por la revolución industrial.

Hipercolesterolemia

Martha Justina González, máster en nutrición.

Es indispensable para conservar la salud. Su función más conocida es ayudar a la absorción del calcio, por eso se reconoce su participación en la formación y conservación de los huesos.

También participa en la homeostasis del cuerpo, en el crecimiento, en el metabolismo celular, en la regulación de sistema inmunológico y cardiovascular. Es considerada una pro hormona.

La falta de vitamina D se ha convertido en un problema de salud pública en todo el mundo, condición que se relaciona con los cambios en el estilo de vida generados por la revolución industrial.

Anteriormente las personas comían más sano a partir de alimentos naturales y se exponían al sol mesuradamente, como parte de sus actividades diarias.

Se sabe que la vitamina D participa en el metabolismo de la insulina, de algunos minerales como el calcio.

Los músculos la requieren para el movimiento, los nervios para transmitir mensajes entre el cerebro y cada parte del cuerpo y en el sistema de defensa se necesita para combatir virus y bacterias que pueden causar enfermedades.

Por eso su deficiencia se asocia con la mayor incidencia de obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, enfermedades autoinmunes, el cáncer y otras enfermedades metabólicas.

Por su participación junto con el calcio en la formación y mantenimiento de los huesos, el consumo adecuado de vitamina D es un factor protector contra la osteoporosis en el adulto mayor.

Las personas mayores están más expuestas a esta enfermedad tanto por razones alimenticias, muchas veces tienen menor consumo de alimentos fuentes de esta vitamina, como por menor exposición al sol.


Pero la deficiencia de vitamina D puede presentarse a cualquier edad. La piel es el único órgano del cuerpo que produce vitamina D a partir de los rayos ultravioleta del sol.

Sin embargo, esta forma de obtener la vitamina puede ser un riesgo para adquirir cáncer de piel si la exposición al sol se hace de forma inapropiada.

Lo recomendable es tomar sol a las horas de menor intensidad de la luz solar, inicio o final del día, por corto tiempo, 10 o 15 minutos usando protector solar.

¿En qué alimentos se encuentra?

La vitamina D se encuentra en pescados grasos como salmón y atún, en algunos productos de origen animal como hígado de res, mantequilla, yema de huevo. A decir verdad, pocos alimentos la contienen de forma natural.

Muchos países han normado la fortificación de alimentos con vitamina D. En Nicaragua la leche industrializada está enriquecida con vitamina D lo que favorece la absorción del calcio que este alimento contiene.

Las personas que tienen menos de 20 y 40 nanogramos por mililitro de vitamina D en la sangre requieren suplementarse con vitamina D3.

Una dosis diaria de 5,000 unidades internacionales, además de tomar sol, consumir la alimentación adecuada y vivir saludablemente, ayuda a mantener los niveles de esta vitamina entre 40-60 ng/ml que es lo esperado.

Recuerde: no debe autoindicarse suplementación vitamínica, antes consulte con su nutricionista o su médico.

mjgonzalez@clinicavidasaludable.c

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: