¿Auriculares, con o sin cables?

Aunque a primera vista los auriculares inalámbricos son más convenientes porque permiten total libertad de movimiento, pueden presentar algunas desventajas respecto a los modelos con cable

Auriculares

Foto/libertaddigital.com

Necesito o quiero comprar auriculares nuevos, pero la elección se presenta más difícil que nunca.
A la oferta de la multitud de diferentes diseños y funcionalidades se añade otra pregunta a la hora de escoger el dispositivo óptimo: ¿los compro con o sin cable?

Por ello es importante conocer las ventajas y desventajas de estos auriculares que están creciendo en popularidad. Y es que aunque a primera vista los auriculares inalámbricos son más convenientes porque permiten total libertad de movimiento, pueden presentar algunas desventajas respecto a los modelos con cable.

El portal BBC habla de ello.

Ventajas

1-Libertad de movimiento: La principal ventaja de los audífonos inalámbricos para la televisión y para hacer deporte es, sin duda, la libertad de cables.
Ya no tendremos que desenrollar el cable para poder escuchar una canción, se acabó tener que esconder el cable y se acabó que el cable nos moleste al movernos.

2-Distancia: El cable limita la distancia a la que podemos movernos alrededor del dispositivo de sonido.
Normalmente, los cables acostumbran a ser de uno o 1.5 metros, por lo que ese es el radio de acción. Y aunque inalámbrico no significa que podamos movernos distancias ilimitadas, permite un rango de movimiento mucho mayor, de hasta 8-9 metros con respecto al emisor del sonido.

3-  Conexión a varios dispositivos: Otra de sus ventajas es que se puede cambiar de dispositivo sin tener que cambiar el cable. Si queremos utilizar el auricular en otro dispositivo lo único que tenemos que hacer es vincularlo con el nuevo aparato.

Auriculares

Desventajas

1- Calidad de sonido e interferencias: La principal desventaja es que la calidad del sonido es peor que la de los que tienen cables y se pierden muchos detalles auditivos, tanto en la música como en las transmisiones de programas de televisión, películas y series.

También son propensos a sufrir interferencias, y más en un entorno tan cargado como el actual.
En los estudios de grabación se van a continuar usando auriculares con cables, porque estos son los únicos que pueden garantizar cero interferencias, es decir, que no haya cortes en la transmisión.

2- Precio: Unos auriculares wireless o sin cable implican un mayor precio. Se paga el diseño, la conexión y también las funciones extras.

3- Batería: Como el resto de los aparatos electrónicos, los auriculares inalámbricos también necesitan ser recargados. Al igual que como ocurre con los teléfonos, si eres un usuario intensivo de auriculares también  hay que alimentar los auriculares wireless para que sigan funcionando. Además, el dispositivo que emite la señal acústica también verá cómo su batería se agota antes.

4- Dificultad de uso y compatibilidad: No todo el mundo sabe cómo conectar unos auriculares sin cables a sus dispositivos, y no todos los dispositivos tienen por qué tener conexión inalámbrica. Los transistores de toda la vida, obviamente no tienen bluetooth ni infrarrojos, e incluso puede haber problemas con algunos teléfonos celulares. Pero en caso de que lo tengan, es fundamental comprobar qué sistema de conexión requieren los auriculares deseados y si los aparatos con que los vamos a usar son o no compatibles.