Inician zafra de marañón en Somotillo

El árbol de marañón es propio de la zona seca del país, además de servir para la reforestación también se usa para alimentar al ganado

La planta ahora tiene mejores equipos para cubrir todo el procesamiento de la semilla de marañón. Un grupo de 23 mujeres está al frente de ese trabajo. LA PRENSA/S. MARTÍNEZ

La planta ahora tiene mejores equipos para cubrir todo el procesamiento de la semilla de marañón. Un grupo de 23 mujeres está al frente de ese trabajo. LA PRENSA/S. MARTÍNEZ

La planta procesadora de la semilla del marañón fue reinaugurada este miércoles, coincidiendo con el inicio de la zafra de ese producto, que desarrolla un grupo de 23 mujeres. La inversión fue de 20 mil dólares.

La planta está ubicada en el kilómetro 203 de la Panamericana, escasos metros hacia el norte de la entrada a la ciudad fronteriza de Somotillo y funcionaba casi artesanalmente.

Ahora tienen equipos modernos para cubrir todo el procesamiento de la semilla.

Las mujeres de la zona comentaron que la planta es de gran apoyo para salir adelante. Ahí el procesamiento de la semilla del marañón consiste en el secado al aire libre, clasificación, cocción, enfriamiento, descortezado, horneado, despergaminado, selección y empaque.

El árbol de marañón es propio de la zona seca del país, además de servir para la reforestación también se usa para alimentar al ganado, la nuez de marañón es procesada y comercializada por las mujeres y el fruto sirve de alimento para consumo humano, animal y de uso medicinal.

Te puede interesar: Se transforman en empresarias

En el occidente del país unas 800 familias de productores han sido beneficiadas con la siembra de igual número de manzanas de marañón, de estas, 500 manzanas son de producción orgánica.

Árboles en las fincas

María Salomé Padilla, de la comarca Santa Eulalia-Somotillo, presidenta de la cooperativa en la procesadora, dijo que para mantener activa la planta y el trabajo deben acopiar entre 1,500 y 2,000 quintales anuales.

“Nosotros exportamos a España, Costa Rica y se abastece el mercado local. A España se han logrado enviar 10 quintales de la semilla procesada de marañón”, expresó orgullosa la señora que ha logrado sobresalir en esa labor y apoyar en la economía de su hogar.

Los productores provienen de las comarcas Los Tololos, Genízaro, Mina de Agua y San Ramón, en Villanueva, y en el municipio de Somotillo, las comarcas La Danta, Jiñocuabo, Los Limones y La Carreta, en esta última se destaca el productor Marlon Carrasco, quien entrega anualmente una considerable producción de semillas de marañón.

En la cooperativa, las socias cultivan seis manzanas de árboles de marañón y empacan el producto procesado en bolsas llamativas con su sello respectivo y códigos de barra.

En el campo las mujeres adquieren el quintal de semilla en 700 córdobas, procesado supera los 650 dólares.

Alternativa económica

Desde mediados de los noventa un grupo de 120 mujeres del territorio rural de Somotillo en Chinandega y Tecuaname, en León, ha desarrollado labores de procesamiento de la semilla de marañón.

Las mujeres están organizadas en dos cooperativas de base: Coagrun y Coopemus con apoyo de Conacoop y en alianza con la Cooperativa del Campo, el organismo Ético de Inglaterra y la Federación de Cooperativas Para el Desarrollo.

Ariel Bucardo, presidente del Consejo Nacional de Cooperativas (Conacoop), dijo que el marañón en las comunidades del norte fronterizo se ha convertido en una alternativa económica y social para las familias campesinas que cumplen con toda la cadena: cultivo, producción, cosecha, proceso y exportación.

La zafra del proceso de la semilla de marañón es de tres meses, inicia en febrero y concluye en abril.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: