¿Tu CV te ayudará a encontrar trabajo?

Si vas a buscar empleo, crear una hoja de vida de calidad debe ser tu primera tarea. Hay muchas ideas erradas sobre qué significa hacer un “buen CV”.

Gisella Canales Ewest

Si vas a buscar empleo, crear una hoja de vida de calidad debe ser tu primera tarea. En el ambiente hay muchas ideas erradas sobre qué significa hacer un “buen currículum” y hoy te las aclaramos.

Para asesorarnos en este tema busqué una especialista en reclutamiento y talento humano: Anaisabel Herrera, quien se ha desempeñado durante más de una década en el área y es autora del nuevo blog especializado en el tema, La Brújula.

Lo primero que nos aclara es que en el caso de los CV (Currículum Vitae) no aplica el principio de “entre más, es mejor”. A veces se piensa que mientras más páginas tenga el documento será más atractivo para la organización a la que está aplicando, pero no es así. “A lo sumo dos páginas”, sentencia la especialista.

Lea también: La entrevista de trabajo: cuando la apariencia sí cuenta

¿Qué incluir? Se puede resumir así: debe incluir la información más relevante de los logros alcanzados en los últimos tres trabajos, resaltando las competencias (en qué nos destacamos).

Varias versiones. Un error común, indica la reclutadora, es que la mayoría de personas que aplica a distintos puestos envía el mismo CV, cuando lo recomendable es preparar varias versiones, adecuándolas según la oferta laboral a la que se postule.

“Antes de enviar la hoja de vida pregúntate honestamente si encajás en la oferta, ya que de eso depende que te llamen para conocerte mejor y profundizar en tu historial”, agrega la especialista.

Ojo con los datos. En el CV se debe destacar la información personal básica y actualizada (nombres y apellidos, número de cédula, correo electrónico y teléfonos de contacto). En el caso del correo se debe incluir una dirección adecuada. “Cuando escribís, por ejemplo, un correo como este: cosapexoxa@hotmail.com, da por hecho que afecta tu marca personal y que te pueden eliminar del proceso”, indica.

Números que hablen. El CV debe empezar por la última experiencia profesional y los logros obtenidos, pero planteados en términos numéricos: “Si sos un ingeniero mecánico, por ejemplo, indicar cómo mejoraste la tasa de fallos de la maquinaria o una flota vehicular, el impacto en los costos y la reducción de inventario de piezas para reparaciones”, añade Herrera.

El detalle de las experiencias anteriores siempre deben escribirse en orden cronológico descendente.

Cuidado con los excesos. ¿Qué tanta información de tu preparación académica incluís? La especialista menciona que es muy común que los candidatos incluyan hasta el preescolar donde estudiaron, pasando por la primaria y secundaria.

“Está de más hacerlo cuando ya tenés formación especializada. Igual sucede con los cursos y talleres, solo incluir aquellos que generen valor”, recomienda.

En un buen CV solo se debe detallar la formación técnica o universitaria, según sea el caso.

Lea también: Decime dónde comprás y te diré cuánto perdés

¿Y los idiomas? Es recomendable escribir el porcentaje de dominio, en cada institución educativa varía la escala de niveles, por tanto decir “nivel 3” no aporta mucho.

Referencias son claves. se deben detallar nombres, compañías y teléfonos de contacto de al menos los dos últimos trabajos. Ocultar estos datos tan elementales (especialmente si tuviste un problema en ese centro de trabajo) no te ayudará, sino todo lo opuesto.

Legibilidad. Además de cuidar estrictamente la ortografía, se recomienda usar tipos de fuentes que se puedan leer sin dificultad, tales como Arial y Times New Roman, tamaño 12 y usar negritas solo para destacar lo necesario. El interlineado debe oscilar entre 1.15 y 1.5 y el diseño debe lucir limpio, sin adornos o colores estridentes.

Adicionalmente, se debe buscar una fotografía adecuada (no la de las redes sociales) e incluir el vínculo de tu perfil de Linkedin si lo tenés. La foto es prescindible, no te sintás forzado a ponerla, a menos que la empresa donde estés aplicando lo exija, aconseja Herrera.

Como podés ver, hacer un currículum atractivo para los reclutadores no es difícil, siempre y cuando te sintás identificado con la plaza a la que estés aplicando.

*Editora de Activos y asesora en finanzas personales.
gisella@delepesoasuspesos.com
www.delepesoasuspesos.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: