Viento y polvo se traduce en casos de conjuntivitis

Los fuertes vientos de los últimos días han traído consigo casos de conjuntivitis en el país, aunque esta enfermedad no es grave se caracteriza por ser altamente contagiosa.

Conjuntivitis

Los vientos arrastran virus, bacterias y otros agentes contaminantes que pueden provocar una reacción alérgica en la población.LA PRENSA/ C. VALLE

Los fuertes vientos de los últimos días han traído consigo casos de conjuntivitis en el país, aunque esta enfermedad no es grave se caracteriza por ser altamente contagiosa, es por ello que se deben tomar medidas para cuidar los ojos de los virus que hay en el ambiente.

Para el oftalmólogo Julio Quezada, es normal que durante la temporada seca se incrementen los casos de conjuntivitis, ya que los vientos arrastran virus, bacterias y otros agentes contaminantes que pueden provocar una reacción alérgica en la población.

“El caso de la conjuntivitis que se da en estos tiempo (en verano) se debe a bacterias o virus que andan en el ambiente (…), por eso es que vemos que en esta temporada seca de viento y polvo hay mucha gente con conjuntivitis bacteriana o conjuntivitis viral”, explicó el galeno.

Asimismo, el doctor explicó que la conjuntivitis no es una enfermedad grave pero señaló que las personas enfermas deben tener mucho cuidado porque es altamente contagiosa y en algunos casos aislados puede complicarse.

“Se puede pasar de una persona a otra si no se guardan las medidas higiénicas elementales: limpiarse los ojos, lavarse las manos y tener el cuidado de que la personas no ande tocando las cosas que usan los demás”, dijo Quezada.

Recomendaciones

Debido a que la conjuntivitis es producida por virus que se encuentran en el ambiente, la principal recomendación del galeno es cubrir los ojos.

“Si ya usas anteojos porque tienen problemas para ver hay que usarlos, si no se ponen los anteojos para sol (…), esa es una buena medida para cuidar los ojos cuando hay mucho viento y polvo, eso sería una medida preventiva, pero a veces es inevitable porque vivimos en un medio ambiente expuesto al polvo”, agregó el médico.

En febrero de 2013 las autoridades nacionales reportaron un brote de conjuntivitis siendo los niños menores de menores de cuatro años y los jóvenes entre 20 y 34 años son los más afectados con ese brote.

Según la información divulgada en esa fecha las dos terceras partes de los casos fueron de origen vírica y un 24 por ciento corresponden a otras causas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: