Cafeteros de Carazo a dar pelea en el Pomares como el año pasado

El mánager Aníbal Vega motiva a sus jugadores y aspira que Carazo regrese a los playoffs

El caraceño Jilton Calderón tuvo uno de los mejores partidos de un nica en la historia de las Series del Caribe. LA PRENSA/ARCHIVO

Nota 4 de 18

Los Cafeteros de Carazo rompieron los pronósticos de todos al llegar a los playoffs del último Pomares con un aguerrido equipo, cuyo mánager, Aníbal Vega, se convirtió en un motivador de sus peloteros, haciéndole ver que pueden llegar tan lejos como se lo propongan.

“Si este año no nos metemos entre los ocho mejores, será una mala temporada para nosotros. Aspiro a superar o al menos igualar lo que hicimos la temporada anterior”, afirma Vega, quien se ha rodeado de un estupendo cuerpo de entrenadores, con Norman Cardoze, Cairo Murillo, Adalid López, Martín Alemán y Dorián García. “Tenemos el mismo equipo, pero con un año más de experiencia y con el cuerpo técnico de lujo que tengo, va a sacar lo mejor de cada uno de ellos”, apuntó el optimista estratega.

La figura cumbre de Carazo es Jilton Calderón, un perenne candidato a pelear el título de bateo, pero también disponen de bateadores peligrosos como Lenín Aguirre y Yasmil Hernández.

El promedio colectivo de los Cafeteros fue de .272 y descargaron 47 jonrones, la misma cantidad que el San Fernando y apenas uno menos que la Costa Caribe. Otro rubro que destacó en el ataque fueron los robos de bases con 86, quintos de la liga.

Entre los jóvenes que hicieron ruido con el madero aparecen el campo corto Elmer Espinoza, que coleccionó 96 hits en 102 juegos y bateó para .289, y el patrullero Franklin Selva, quien registró promedio de .290 con cinco cuadrangulares.

El staff de picheo está encabezado por los veteranísimos Diego Sandino y Freddy Corea, quienes junto a Roberto Martínez y Bismarck Ruiz completan la rotación de abridores.

De acuerdo al coach de picheo, Cairo Murillo, hay mucho talento joven y aunque Sandino y Corea están en la recta final de sus carreras, hay material para creer que habrá buen relevo.

El mejor de esa joven camada es Jayson Aburto, quien incluso formó parte de la Selección Nacional Sub-23 y lanzó en la pasada Liga Profesional. El año pasado comenzó como rematador y terminó como abridor, acumulando 10 victorias y 10 juegos salvados, algo que solamente Alfredo “Robot” Medina había conseguido en la historia de nuestro beisbol.

Aburto será nuevamente el rematador, pero no descarten verlo de nuevo como abridor si el equipo afronta problemas en esa área.

Lie-up

1 – Herlo García, CF
2 – Elmer Espinoza, SS
3 – Jilton Calderón, RF
4 – Lenín Aguirre, 1B
5 – Yasmil Hernández, C
6 – Henry Chávez, LF
7 – Bryan Ramírez, 3B
8 – Milton Narváez, 2B
9 – Marcos Zúniga, BD

Rotación

Diego Sandino, Freddy Corea, Roberto Martínez y Bismarck Ruiz

Bullpen

Wálmaro Torres, Ramón Flores, Omar Aburto y Jayson Aburto.

Grupo exclusivo

10 victorias y 10  salvados logró el año pasado el caraceño Jayson Aburto y se unió a Alfredo Medina (12 JG y 12 JS en 1991) como los únicos en conseguirlo en la historia de nuestro beisbol.