Capturan al principal sospechoso de la masacre en Costa Rica

El reconocimiento ocurrió a la 1:00 p.m., de este viernes, en los tribunales de Liberia, zona norte de Costa Rica, adonde el sospechoso fue remitido luego de su captura

Agentes de la Policía Judicial con Gerardo Ríos Mairena, señalado de matar a cinco estudiantes universitarios en Costa Rica. LA PRENSA/CORTESÍA OIJ

Agentes de la Policía Judicial con Gerardo Ríos Mairena, señalado de matar a cinco estudiantes universitarios en Costa Rica. LA PRENSA/CORTESÍA OIJ

La sobreviviente de 14 años de una masacre ocurrida la madrugada del pasado 19 de enero en un apartamento del barrio La Victoria, en Liberia, Guanacaste, reconoció a Gerardo Ríos Mairena (33) como el autor de las muertes de cinco estudiantes universitarios.

El reconocimiento ocurrió a la 1:00 p.m., de este viernes, en los tribunales de Liberia, zona norte de Costa Rica, adonde el sospechoso fue remitido luego de su captura horas antes en una casa vecina, de donde —según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ)— perpetró la masacre.

Después del reconocimiento, el hombre fue llevado por la Policía judicial a su casa de habitación, para continuar las investigaciones.

Ríos Mairena es sospechoso de asesinar con un cuchillo de cocina a cinco universitarios identificados como Stephanie Hernández, su novio Joseph Briones y la amiga de ambos, Dayana Martínez. También mató a Ariel Antonio Vargas Condega, nicaragüense naturalizado costarricense; y a Massiel Méndez Serrano.

La vivienda donde Ríos Mairena convivía con su madre y un padrastro, fue allanada por el OIJ al amanecer del viernes para capturarlo. Fueron el testimonio de la adolescente de 14 años —en etapa de convalecencia describió a Ríos Mairena físicamente para que luego el OIJ elaborara un retrato hablado— y los análisis científicos, los que llevaron a los investigadores a determinar su relación con los hechos.

Huella de palma de la mano de sospechoso

Según Walter Espinoza, director del OIJ, los investigadores hallaron una mancha de sangre con las huellas dactilares de Ríos Mairena, en una pared donde estaba el apagador de la luz de la habitación donde se ejecutó la masacre.

Los análisis revelaron 14 caracteres de coincidencias entre la huella con la palma de la mano del sospechoso arrestado. “Como la huella se halló en la sangre de una de las víctimas, quiere decir que esta persona tuvo acceso directo a las víctimas y al lugar de los hechos. Esto será determinante cuando se llegue al momento del juicio”, adelantó Espinoza en conferencia de prensa.

Perfil del detenido

“Este sujeto tiene rasgos de personalidad paranoica, narcisista, tiene una visión disociada de la realidad, es sumamente agresivo, hostil, le cuesta hacer empatía y pensamos que la motivación de este hecho criminal se relaciona con una fantasía social de naturaleza compulsiva que fue alimentada por algún tiempo y que fue producto del contacto que él tenía con las víctimas”, indicó Espinoza.

Lea más en: Ordenan captura internacional contra nicaragüense sospechoso de masacre en Costa Rica

Añadió que de acuerdo con las investigaciones, el OIJ encontró que el sospechoso estaba obsesionado sexualmente con una de las universitarias fallecidas, hecho determinado por los rasgos de su personalidad que lo hace proclive a la comisión de delitos de esta naturaleza. No obstante, el director del OIJ explicó que no se encontraron indicios de abuso sexual en los cuerpos de las víctimas.

La hora de la masacre

Ríos Mairena ingresó al apartamento donde estaban las víctimas entre las 1:30 y 2:00 de la madrugada del 19 de enero. Sus víctimas en ese momento dormían en las tres habitaciones del apartamento. El sujeto los juntó en una de las habitaciones y los mató, con ayuda de uno de ellos para que los amarrara. Primero asesinó a los dos varones, aprovechándose de su superioridad física y amenazándolos con el cuchillo. Después ejecutó a las tres jóvenes.

Ingresó por un pasillo que conecta la puerta trasera de la vivienda de Ríos Mairena con el apartamento donde alquilaban las víctimas. Iba sin camisa, con una pantaloneta blanca y zapatos blanco o gris tipo tenis.

El sospechoso es familiar de los dueños del apartamento que alquilaban los universitarios. Esa cercanía le permitió dominar la escena para cometer los crímenes.

Lea también: Costa Rica publica retrato hablado del sospechoso de la masacre en Guanacaste

Actuó bajo efectos de la droga, porque era asido consumidor de marihuana, según Espinoza. Huyó del lugar posterior a los hechos y se refugió en una comunidad de Guanacaste. Luego retornó a su vivienda.
Utilizó un cuchillo

“Hoy (ayer) revisamos la vivienda (del sospechoso) en presencia de un juez y de los fiscales, utilizamos a nuestro perro Aquiles que es especializado en la detección de muestras de sangre y utilizamos biólogos forenses. Ellos lograron ubicar una pantaloneta de color blanco que tuvo contacto con sangre, que está impregnado de ese fluido biológico; además encontramos unos zapatos tipo tenis que tienen la misma condición o sea vinculación o transferencia de sangre; también encontramos un cuchillo que tiene traza de sangre”, explicó Espinoza.

 

Este sujeto tiene rasgos de personalidad paranoica, narcisista, tiene una visión disociada de la realidad, es sumamente agresivo, hostil, le cuesta hacer empatía…”
Walter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Tatuaje en la espalda

Estas pruebas son compatibles con la versión de la sobreviviente, quien además recordó una letra tatuada en la espalda del sospechoso al momento de hacer el retrato hablado, misma marca que tiene el detenido.

Ríos Mairena fue hallado por la Policía debajo de su cama. Su captura generó un debate nacional sobre la conveniencia de liberar con beneficios a reos que descuentan penas en el sistema carcelario del país.

Esto porque el sospechoso descontaba 8 años de cárcel por tenencia de drogas con fines de narcotráfico. No obstante, en 2015 un juez le concedió la libertad condicional con una serie de requisitos que Ríos estaba cumpliendo.

Familiares de cuatro de las víctimas oriundas de Upala, cantón fronterizo con Nicaragua, reaccionaron satisfechos con la captura y pidieron justicia, según declaraciones a la televisión local.

Le puede interesar: Costa Rica pedirá a Nicaragua pruebas para completar investigación contra sospechoso de masacre

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: