Aperitivos para estimular tu apetito

Puede identificar su contenido graso por la untuosidad y suavidad del producto o por los trocitos blancos de grasa

Hipercolesterolemia

Martha Justina González, máster en nutrición.

Son bocadillos ofrecidos antes de servir la comida principal, se usan como estimulantes del apetito.

Los aperitivos a base de carnes procesadas, conocidas como embutidos y fiambres, por ser cocidas o curadas se pueden consumir frías. Se acompañan con quesos madurados, frutas, vegetales, trocitos de pan y galletas.

Tanto fiambres como quesos son fuentes de proteínas, grasa saturada y colesterol. Unos contienen más grasa que otros. El queso Provolone aporta menos grasa que Gouda.

Le puede interesar: ¡Ricos aperitivos!

El paté es más alto en grasa que jamón serrano o jamón cocido. Butifarra tiene menos colesterol, jamón ibérico contiene grasa monoinsaturada.

Puede identificar su contenido graso por la untuosidad y suavidad del producto o por los trocitos blancos de grasa.
Los embutidos por el proceso de producción contienen sodio, nitritos y nitratos como preservantes para evitar el desarrollo de hongos y rancidez.

Lea además: Aperitivo ¡en un dos por tres!

Estos aditivos en el aparato digestivo pueden reaccionar con las proteínas y formar nitrosaminas, compuesto que tienen relación con la incidencia de cáncer. Los alimentos ahumados también dan origen a ese compuesto en el cuerpo.

Quienes necesitan controlar peso, colesterol, triglicéridos, ácido úrico, o que tienen hígado graso, gastritis, reflujo, enfermedades renales, del corazón o hipertensión, deben evitar o controlar el consumo de estos productos.

mjgonzalez@clinicavidasaludable.com

Lea también: ¿Sabes cómo poner el sabor a tus celebraciones? LA PRENSA te dice cómo hacerlo