Pesca con bomba y contaminación amenaza nuestros mares

La pesca con bomba, la basura en las playas y las aguas contaminadas de los ríos son factores claves que afectan el mar en Nicaragua. Y no se conocen datos del grado de contaminación que tienen.

A nivel mundial, el 40 por ciento de los océanos se ven afectados por las actividades humanas, lo que incluye la contaminación. LA PRENSA/ ARCHIVO

La población de Nicaragua forma parte de las tres mil millones de personas que dependen de la diversidad biológica marina y costera para vivir, misma que en el país está amenazada por la pesca con bomba y la cantidad de basura que se arroja al mar, según el experto en temas ambientales, Jaime Incer Barquero.

Los océanos ocupan tres cuartas parte de la superficie de la Tierra, y contienen el 97 por ciento del agua del planeta, según las Naciones Unidas.

Aunado a esas prácticas, las aguas de los ríos que, en su mayoría, tienen diversos grados de contaminación por fertilizantes y pesticidas, además de la sedimentación desembocan en el mar y aportan al problema, afirma el director del Instituto de Capacitación, Investigación y Desarrollo Ambiental (Cidea), Carlos Rivas.

Rivas concuerda con Incer que la basura en las playas es uno de los grandes problemas. El mejor ejemplo es la bahía de San Juan del Sur, que representa un crecimiento turístico importante, pero a la vez es un reto para las autoridades en torno al control de desechos sólidos. “Si en este momento no se toman todas las medidas adecuadas esta bahía va a colapsar en el mediano plazo. Entonces es una campanada a las alcaldías”, expresa.

LA PRENSA/ ARCHIVO

No hay cifras

A nivel mundial, el 40 por ciento de los océanos se ven afectados por las actividades humanas, lo que incluye la contaminación, pero en Nicaragua no se cuentan con datos actualizados para conocer el grado de este problema, asegura Íncer.

“Se tienen que hacer estudios sobre la calidad del agua en los océanos”, dice Rivas, quien también destaca que la pesca con bomba es una amenaza a la vida marina, que acaba con la flora y fauna; en especial con las tortugas marinas.

Arrecifes de coral en peligro

Al pescar el pepino de mar, cuya producción generó en 2015, 6.42 millones de dólares de acuerdo al Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura, la especie como tal y los arrecifes coralinos, donde se encuentra el pepino de mar, se está sobreexplotando afirma el doctor Íncer Barquero.

Los arrecifes son de gran importancia porque sirven de hábitat para muchas especies marinas; y a pesar que el gobierno de Nicaragua tiene una veda de este producto, que prohíbe la pesca del pepino de mar en dos períodos al año, hay afectación, asegura el experto Íncer.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: