Persiste tensión en territorios indígenas en municipio de Prinzapolka

A un mes de los incidentes violentos entre indígenas y colonos en comunidades del municipio de Prinzapolka aún no llega la calma a esos territorios ante el acoso y amenaza de detención de líderes comunitarios denuncian en el Cenidh

Wendy Flores, abogada del Cenidh. LA PRENSA/E. ROMERO

Un ambiente de tensión ha quedado en las comunidades indígenas del municipio de Prinzapolka, Caribe Norte, luego de los incidentes ocurridos en el sector de Siriwas, el 5 y 6 de enero, entre comunitarios y colonos que dejó como resultado la muerte de dos de los considerados invasores de tierra.

La abogada del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Wendy Flores, confirmó que recibió la denuncia del comunitario Hilario Thompson, quien expresó que aún no llega la calma a las comunidades Layasicksa e Isnawas, porque los colonos han estado cerrando los principales accesos en las comunidades, lo que puede ser causa de nuevos hechos de violencia.

Flores conoció que el conflicto había cesado mediante un acuerdo sostenido con las autoridades, que llegaron en una misión para que les entregaran cinco colonos retenidos,  y de cese de actos de agresión, mientras encontraban alternativas para resolver el problema.

Sin embargo, de acuerdo a lo externado por Thompson han conocido, que existe una lista de los principales líderes comunitarios que estarán siendo investigados por las autoridades por los delitos de secuestro y la muerte de los dos colonos.

Temen que criminalicen lucha indígena

“Los comunitarios están preocupados porque se pueda criminalizar la lucha de los indígenas por el respeto a la tierra, medio ambiente y al cese de la invasión de las tierras indígenas”, manifestó Flores. El Cenidh demanda que haya una una investigación en la que se individualicen las responsabilidades y aclara que no avala la violencia pues no es justificable para ninguna de las partes. Pero las investigaciones no deben ser dirigidas solo hacia líderes indígenas, sino hacia quienes cometieron los actos. Y además que también sean investigadas las muertes de los comunitarios que no son investigadas por las autoridades.

La abogada del Cenidh abogó porque haya una intervención pronta de parte de las autoridades competentes, para que haya un alto a la situación de tensión que viven las comunidades indígenas.

No obstante, lamentó que según lo que han conocido como organismo de derechos humanos, “en estas comunidades no se miran autoridades que estén buscando resolver esta problemática”.

“Como organismo de derechos humanos creemos que el Estado debe implementar medidas para que llegue la paz a estas comunidades y el respeto de las tierras indígenas”, dijo Flores, quien mencionó que según información obtenida a través del alcalde de Prinzapolka, Eklan James molina, el acuerdo establecido llevaría un proceso de diálogo de seis meses para buscar alternativas a la situación.

Lea también: Indígenas a colonos: “Si no se van, habrá guerra”

Tratamiento diferenciado

La abogada del Cenidh, Wendy Flores, criticó que existen antecedentes sobre el tratamiento diferenciado que las autoridades de justicia le han dado a los casos de violencia que sufren los territorios indígenas en el Caribe Norte.

“Es diferente cuando muere un colono (que) empieza la represión contra los comunitarios la que es desproporcionada…mientras las itras víctimas son totalmente abandonas”, apuntó Flores.

Y recordó que en el contexto de la violencia el Centro (Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan) registra más de 50 muertes ocurridas en los territorios indígenas sin que haya habido alguna investigación por parte de las autoridades.