Arnoldo Alemán: “El pacto Ortega lo hizo con Bolaños”

El expresidente Arnoldo Alemán habla sobre la actualidad de Nicaragua, el pacto político con Daniel Ortega y las acusaciones de corrupción en su contra.

Arnoldo Alemán, presidente de Nicaragua entre 1997 y 2002. LA PRENSA / Óscar Navarrete.

Arnoldo Alemán, presidente de Nicaragua entre 1997 y 2002. LA PRENSA / Óscar Navarrete.

El presidente de Nicaragua entre 1997 y 2002, Arnoldo Alemán Lacayo, habla de sí mismo en tercera persona. “Le tienen miedo al liderazgo de Arnoldo Alemán”, repite a menudo, sentado tras el pomposo escrito de su espaciosa oficina. Rodeado de medallas, condecoraciones y fotografías de su presidencia, Alemán no pierde su hablado popular. “Yo doy muchas bromas”, previene, pero también tiene tendencia a estar a la defensiva. Lo cual no es raro, si tomamos en cuenta que de 2002 a 2009 fue perseguido por la justicia, condenado a 20 años por corrupción y absuelto ya con Daniel Ortega en el poder. Hace años, Alemán entró incluso al Top 10 de los líderes más corruptos del planeta, según la organización Transparencia Internacional.

La relación Alemán-Ortega tiene una larga cola en la política nicaragüense. Alemán es señalado por muchos de ser uno de los responsables del regreso de Ortega al poder por un pacto político que fortaleció el bipartidismo del Frente Sandinista (FLSN) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y redujo a menos del 40 por ciento el techo electoral para ganar la Presidencia.

Dar con la oficina del expresidente es fácil. Cinco o seis policías vigilan la acera en la zona residencial y de oficinas en Bolonia, Managua, y son ellos los que dan o niegan el permiso de entrada a quien llega. Adentro, Alemán lo niega todo. Y afirma incluso hoy, cuando dice estar retirado de la política, que es opositor firme de Ortega desde su puesto como presidente honorario del PLC.

¿Usted es opositor de Daniel Ortega?
¡Definitivamente! Yo tengo la filosofía liberal: libertad, igualdad, justicia social y solidaridad.

¿Cuál es su opinión sobre la Nicaragua de Ortega, que va por otros cinco años y ya lleva 10 consecutivos?
Mientras no exista la unidad de la familia opositora, comenzando por la familia liberal, difícil es vencer a la organización que ha hecho la familia Ortega-Murillo.

¿Por qué no existe esa unidad?
Por mucha envidia, por mucho yoyismo, por muchos intereses personales. Gracias a Dios ya fuimos nosotros lo que muchos aspiran o suspiran, llegar a ser: presidente de Nicaragua.

Más concretamente, ¿cómo valora el gobierno de Ortega?
Macroeconómicamente bien manejado. Microeconómicamente contestátela vos, ¿cómo te sentís en tu casa y en tu familia? ¿Cómo sentís a tu vecino? Esa es tu contestación. Yo te puedo hablar de lo que enseñan los libros y macroeconómicamente está bien. Pero en realidad vos sentís angustia en el pueblo de Nicaragua, falta de trabajo, falta de confianza, no hay seguridad en el asunto económico.

Su hija es contralora y hay magistrados y diputados que eran de su partido y ahora están con Ortega. ¿El caso de su hija no pasa por un entendimiento con el Frente Sandinista?
¡Ninguno! Únicamente su curriculum vitae. No por ser hija de Arnoldo Alemán va a tener muerte civil. ¿Por qué va a tener muerte civil si es una ciudadana que tiene derecho a ser elegida y electa? Fijate que yo creo que estudiando su currículum, María Dolores es una muchacha que quedó responsable a los 17 años de sus tres hermanos por la muerte de su madre. María Dolores se hizo cargo, prácticamente, junto con mi hermana Amelia, de la responsabilidad del hogar. Y se fue a estudiar ya cuando (yo) era alcalde (de Managua) a Xavier University allá en Cincinnatti. Así es que tiene un currículum y una capacidad y honestidad que nadie puede negar de lo que es mi hija.

¿Pero no es Ortega quien controla todos los poderes?
¡Totalmente! ¿Hasta ahora te das cuenta de eso?

Y no pasa nada sin el permiso de Ortega…
(Interrumpe) Totalmente lo que estás diciendo. Ciego el que no lo ve. ¡Culpables son los que lo hicieron llegar!

¿Y quiénes lo hicieron llegar?
Aquellos que mataron a los que eran verdaderamente líderes en este país. ¡Decime quiénes son los únicos que han mantenido a un partido! Dos partidos son los que existen con unidad: Las cuatro letras que lo mantuvo unido a Daniel Ortega (FSLN) y el PLC. De ahí todos han sido recuas de esos partidos. El MRS recua del FSLN y de ahí toditidos. Del Apre para acá, del PLC.

¿Ortega no gana en 2006 gracias el techo electoral que usted redujo al 35 por ciento?
No, no, porque hubiera ganado en el 2001 que ganó Enrique Bolaños con las mismas leyes. No es por el porcentaje, no se gana por el porcentaje. Fijate que ahora con un voto gana.

¿Se refiere a las última elecciones?
Fue el golpe más duro que sufrió el sandinismo porque ni su gente salió a votar. Yo salí a votar, me fui a mi casa, me quedé tranquilo. Yo sí estoy totalmente retirado.

¿Votó con convicción?
Yo voto siempre por mi derecho a votar y voto siempre por mis ideales. Libertad, igualdad, justicia social, solidaridad y fraternidad.

¿Pero cree que había transparencia en el proceso, que su voto valía?
Si todos hubiéramos ido votar y apoyábamos a la mejor fórmula presidencial, que era Maximino Rodríguez y Marca McCoy, no estaría Daniel Ortega en el poder.

¿Se hubieran contado bien los votos?
¿Vos creés que se contaron o no se contaron en 1990? Era contra toda esperanza en 1990.

Pero hablamos ahora del Consejo Supremo Electoral de Roberto Rivas, controlado por Ortega.
¿Y vos creés que en el 90 eran enemigos de Ortega? Ahí salimos a votar todos. ¿Qué sucedió? Lo verdaderamente que debe suceder en un país: ejercer su derecho de ir a votar. Y votar por convicción y no por el hígado o por animosidad, sino por lo mejor para Nicaragua.

¿Las del 90 sí fueron elecciones limpias?
Ah, ¿limpias porque ganamos nosotros?

No, eso le pregunto a usted, si las de 1990 fueron limpias y qué otras elecciones limpias, transparentes, le siguieron a esa.
Durante el período de la señora de Chamorro, durante el período mío y durante el período del ingeniero Bolaños, ingrato, fueron elecciones limpias.

¿Las de 2006?
¿Las de 2006? Si te dijera lo que he sabido últimamente, que el que iba ganando era José Rizo, no me lo creerías.

¿Si ganaba José Rizo la Corte Suprema de Justicia lo hubiera absuelto a usted de los cargos por corrupción en 2009, como lo hizo con Ortega en el poder?
Dame el porqué salgo absuelto también en la Corte de Estados Unidos. ¿Hasta ahí llega el pacto con el Frente Sandinista? ¡Es Corte Federal! ¿Y en Panamá también hay influencia sandinista?

Yo le pregunto por Nicaragua.
¡Porque soy inocente, sencillamente! El único período que hay un desarrollo social, político y económico y que no se ha superado todavía, es en el gobierno de Arnoldo Alemán, en el gobierno liberal. Llegamos a tener un promedio de 5.5 y después del (huracán) Mitch hasta el 7.2 por ciento del Producto Interno Bruto.

¿Hubo un pacto Alemán-Ortega cuando usted era presidente?
No es cierto. Vos le podés preguntar a una persona que es muy querida por La Prensa, como es el doctor Sergio Cuarezma, si hubo acuerdo o hubo verdaderamente inocencia de parte de Arnoldo Alemán. ¿Cómo sale electo don Enrique (Bolaños)? Porque lo mantengo unido al partido liberal. Los ingratos y traidores dividen al liberalismo después que yo salgo de la Presidencia y hace pacto con Daniel Ortega y Ortega le presta los 38 diputados, y él con su bancadita azul y blanca me desafora y desaforan a un miembro de la Junta Directiva y nadie protesta. Ese sí fue el verdadero pacto. Ahí está grabado. El verdadero pacto Daniel Ortega lo hizo con Enrique Bolaños.

Lea también >>> Enrique Bolaños: “El país no anda bien”

Saliendo de su período usted se convierte en presidente de la Asamblea Nacional y al poco tiempo comienzan a salir acusaciones de corrupción en su contra…
Es que yo quisiera que me demostraras un caso. ¡Dame uuuuno!

Durante su gobierno 400 altos funcionarios cobraban salarios hasta por 40 millones de dólares al mes.
Igualito. Yo hice lo que había hecho el gobierno anterior de don Antonio Lacayo y Violeta Chamorro. La única diferencia conmigo es que no tenía una caja negra detrás. Organizado con el consentimiento del vicepresidente, el consentimiento de todo el salario diferente al que se señalaba con el cheque fiscal. Y yo sí pagaba mi sobresueldo como presidente y creo que don Enrique (Bolaños) también tenía un sobresueldo que lo debió haber pagado después su IR (impuesto sobre la renta).

¿Y el caso de los llamados “checazos”? Presuntamente cheques emitidos por la Dirección General de Ingresos (DGI) de hasta 110 mil dólares pagaban deudas de una empresa suya, Geninsa.
Ninguna. Andá chequeá vos en el Registro, Geninsa no es de Arnoldo Alemán.

¿Ni de testaferros, amigos, familiares?
No hablés de testaferros porque aquí en Nicaragua las sociedades anónimas uno no sabe si hoy es tuya y mañana no es tuya.

¿Usted no utilizó su poder presidencial para enriquecerse?
Ve, hay dos cosas que no se ocultan: ni la pobreza ni la riqueza. Para que quede claro, esas dos cosas no se ocultan. Arnoldo Alemán sigue siendo como está, donde está y con el liderazgo que siempre ha tenido a pesar que me hayan querido destruir; aquí estoy. Dame otro líder que haya aguantado. La Prensa destruyó a Fernando Agüero.

Pero no me respondió la pregunta…
¿Cuál?

Si usó el cargo de presidente de Nicaragua para enriquecerse usted mismo.
En ningún momento. Ahí tengo las mismas cosas que tengo… Fui el presidente de los cafetaleros en los tiempos más difíciles y fui el último confiscado por los sandinistas en 1989. Fui presidente de los cafetaleros, el rubro más grande que tenía Nicaragua o tiene de exportación, tal vez ahora el oro es el único que lo supera. Pero el presidente a nivel nacional de Ucafenic, fue Arnoldo Alemán. Y tenés un libro vos, el de Univisión, ahí sale una entrevista de Jorge Ramos. El único presidente de Nicaragua que presentó su orden de probidad se llama Arnoldo Alemán.

¿Cómo explica tanto juicio y cargos en contra suya entonces?
¡Sencillamente por el liderazgo que yo he sostenido en Nicaragua! Si no llueve es culpa de Arnoldo Alemán, si una mujer no sale embarazada es culpa de Arnoldo Alemán, si sale embarazada es culpa de Arnoldo Alemán. ¿Querés salir en los medios? Hablá mal de mí y vas a ver cómo va a salir todo esto en la prensa.

¿Entonces usted va preso porque era muy popular y le tenían miedo?
Definitivamente. Daniel Ortega sabía que el único que lo podía derrotar por cuarta vez consecutiva en un período era Arnoldo Alemán. Ortega se alió con Enrique Bolaños con la bancadita azul y blanco de siete personas y fue un gran escándalo.

¿Y no es la Corte de Justicia controlada por Ortega la que lo absuelve en 2009?
Es que Ortega no tiene Corte, es una Corte nacional.

Pero si al comienzo de la entrevista me decía que Ortega controla todos los poderes…
No, por eso te digo. Ustedes tienen una gran amistad con un abogado que creo que es asesor del Consejo Editorial de La Prensa que es Sergio Cuarezma. Era magistrado y pregúntele a él si soy o no soy inocente, si la sentencia emitida cuando él era magistrado es correcta o es elaborada por el Frente Sandinista. Usted hágale la pregunta a él.

Me está diciendo entonces que en 2009 Ortega no controlaba la Corte Suprema de Justicia… ¿Desde cuándo controla todos los poderes entonces?
¡Desde que pactó con Enrique Bolaños! ¡Y desde que llegó una persona a levantarle la mano sin contar el ocho y medio por ciento!

¿Eduardo Montealegre, en noviembre de 2006?
Yo no he dicho nombre.

No, pero ahí está la foto, y es de 2006. ¿O sea que en 2009 ya la Corte Suprema la controlaba Daniel Ortega?
Todavía en el 2009 se tenía más o menos equilibrio en la Corte Suprema.

¿Esa Corte funcionaba transparentemente entonces?
Totalmente, preguntale a Sergio Cuarezma, te vuelvo a repetir.

Es que la entrevista es con usted, doctor. Pero a ver, si Ortega le tenía tanto miedo a usted y pactó con Bolaños, ¿por qué no lo enjuicia de nuevo cuando ya domina la Corte y más bien le pone a cinco o seis policías para que lo protejan?
Porque soy expresidente de la República, te guste o no te guste.

No, a mí me da igual, pero hace unos días entrevisté a Enrique Bolaños y a él lo custodia solo un policía.
Para que veás qué persona más importante seré. Yo como expresidente tengo derecho, creo, de tener custodios de mi vida.

 

Arnoldo Alemán, alemán, arnoldo alemán lacayo
Arnoldo Alemán, presidente de Nicaragua entre 1997 y 2002. LA PRENSA / Óscar Navarrete.

 

“Si no llueve es culpa de Arnoldo Alemán, si una mujer no sale embarazada es culpa de Arnoldo Alemán, si sale embarazada es culpa de Arnoldo Alemán. ¿Querés salir en los medios? Hablá mal de mí y vas a ver cómo va a salir todo esto en la prensa”. Arnoldo Alemán, expresidente de Nicaragua.

¿Cómo siente usted que lo ven los nicaragüenses?
¡Como el presidente constructor! ¿Sabés cuántas escuelas hicimos durante mi período por día? ¡Dos punto cinco escuelas por día! Nicaragua, la carretera, desde Peñas Blancas hasta Las Manos y hasta El Espino, como nalga de tierno quedaron. ¡Bien aplanadas! Escuelas, por donde vayas encontrabas escuelas. Y hay un dicho muy cierto que me conocen: “¡Obras y no palabras!”

Se dice que durante su gobierno una de esas obras y no palabras fue un palacio pequeño que se hizo en Pochomil para el entonces director general de Ingresos, Byron Jerez, con fondos de ayuda para los damnificados del huracán Mitch…
¡Lo que es de otra persona, preguntáselo a esa persona!

Claro, pero eran muy allegados, ¿no?
Ningún allegado. Era un funcionario público que inmediatamente cuando le pusieron responsabilidad administrativa o lo que le hayan puesto, inmediatamente fue sustituido.

Pero en esa época salían fotos de ustedes juntos, tranquilos, en una piscina.
Ahí salía José Antonio Alvarado, salía un montón de gente retratada conmigo.

¿Usted no se dio cuenta de que gente que lo rodeaba hacía fiesta con el erario?
Si me hubiera dado cuenta yo sería cómplice y no me di cuenta porque sencillamente yo no soy una computadora para manejar todo. Los desvaríos que vos hacés fuera de La Prensa no tiene por qué saberlos Jaime Chamorro.

Pero yo no soy funcionario público, mi salario no lo pagan los nicaragüenses.
¡Oí vos! ¡Un funcionario público es como cualquier empresa privada también! ¿Vos creés que tiene derecho, obligación, un empresario de saber lo que pueda hacer su empleado cuando está solo, en su espacio? Existen instituciones y cada quien tiene a su jefe correspondiente. El señor Jerez tenía a su jefe que imagino era el ministro de Hacienda, el ministro de Hacienda tenía al contralor general de la República. El presidente solo nombra.

¿Entonces Jerez sí cometió todo?
(Interrumpe) Yo no estoy diciendo eso. Salió absuelto…

Salió sobreseído. No se probó que era culpable pero tampoco se pudo probar que no lo fuera.
Pero no digás que yo dije que salió culpable, más bien salió absuelto de todos sus casos.

¿Qué se siente que muchos recuerdan su tiempo por casos como el de los checazos, por verlo preso a usted?
Sencillamente el único que ha sobrevivido a tantos avatares y a barbaridades y liderazgo y mantener un partido unido se llama Arnoldo Alemán, y el otro líder es Daniel Ortega. Para poder enjuagarte y salir en los medios de comunicación tenés que hablar de Arnoldo Alemán. Yo te digo lo que veo y siento a través de los medios de comunicación. Y aquí estoy, como Johnny Walker.

¿Cómo se lleva con José Rizo, con José Antonio Alvarado?
Me hablo con José Rizo, a José Antonio Alvarado le da pena hablarme.

¿Por qué pena?
No sé, preguntale a él que por qué no me habla.

¿Con Byron Jerez?
No, yo no tengo nada que comunicarme con Byron Jerez.

¿Hubo amistad con ellos?
Yo soy amigo de todo el mundo, no tengo enemigos gracias a Dios.

Pero ya no se llaman…
Los que son amigos, vos estás diciendo amigos, pero no tenemos amistad, no tengo por qué llamarlos.

¿Con el diputado sandinista y ex PLC, Wilfredo Navarro?
Me habla de vez en cuando, le contesto a Wilfredo.

¿Qué opina de un cambio tan radical como abandonar su partido y cruzarse al Frente Sandinista?
Cada quien es dueño de su propio destino.

¿Pero qué opina de un diputado que da su carrera política primero por el PLC y luego se cruza al FSLN?
Yo lo veo no aceptable, no correcto, pero cada quien es dueño de su propio destino. Para mí no es correcto pero si lo quiere hacer, cada uno es libre de hacerlo. Como vos que sos católico y después te volvás evangélico. Es cosa tuya. O sos evangélico y te volvés católico.

¿Qué tan importante es el pacto en política?
Yo creo que es necesario en toda parte los acuerdos. Desde Rousseau hasta la fecha.

¿Usted qué hace hoy, doctor?
Yo siempre he sido caficultor, agricultor. Me mantengo bastante alejado de la política. Doy asesoramiento nada más para que no cometan los mismos errores que se cometieron en el pasado.

Pero su esposa María Fernanda es diputada en la Asamblea Nacional. ¿Qué tan alejado se puede mantener?
Es una ciudadana nicaragüense, ¿no tiene derecho? Me consulta, dormimos en la misma cama, y tiene derecho ella a pedirme consulta.

¿Ella hace algo, los opositores hacen algo en esta Asamblea?
¡Lo más horrible es no hacer nada! Y criticar de afuera y esperar van a venir del norte (Estados Unidos) a salvar a Nicaragua, ese es el sueño de muchos.

¿Y qué puede hacer un diputado opositor en esta Asamblea?
Presentar proyectos y que se los rechacen adentro de la Asamblea.

¿Esa es una buena forma de invertir el tiempo para un diputado, hacer proyectos sabiendo que se los van a rechazar?
Demostrarle al pueblo de Nicaragua que el PLC es oposición y quiere la democracia en Nicaragua.

Me hablaba de Estados Unidos, como expresidente ¿cómo valora la “Nica Act”?
Una barbaridad. El que más va a sufrir es el pueblo de Nicaragua.

¿Cree que la va a firmar Donald Trump?
Esa es la gran interrogante que hay ahoritita y yo quisiera decirte una cosa: si se da la “Nica Act” el que más va a sufrir se llama pueblo de Nicaragua. La familia gobernante no va a tener ningún problema. Y desgraciadamente va a suceder lo que sucedió a partir de 1979 hasta la fecha: una migración aluvional de Nicaragua al extranjero. Ahora exportamos el valor humano que es lo más grande que tiene el pueblo.

Cambiando de tema, hace poco Enrique Bolaños dijo que Ortega y usted fueron sus contrapoderes en la Asamblea. ¿Cómo recuerda esos años?
Te garantizo y lo podés ver, que de los proyectos de ley que nos presentó mientras yo fui presidente de la Asamblea, de enero hasta septiembre del 2002, un proyecto que no se le haya aprobado. ¡Un proyecto que no se lo haya aprobado que te lo diga él! Respaldo total para que fuese lo que él dijo con prepotencia y orgullo que iba a ser el mejor presidente de Nicaragua y desgraciadamente salió como el peor presidente de Nicaragua, entregándole la banda presidencial a su adversario político. Yo por lo menos me di el lujo de entregarle la banda presidencial al partido que me dio el poder, al Partido Liberal (Constitucionalista).

¿Y con el tema de las barcazas de energía? Él dice que ustedes le impidieron darle solución a los apagones con dos barcazas que quería traer.
Por eso mismo, ¡porque ya está senil! Porque sencillamente él fue presidente de Enel (Empresa Nicaragüense de Electricidad). Y sabés lo que él me decía, cuando yo le decía “don Enrique, cambiemos la matriz energética”. “Estás loco”, me decía. “El petróleo no va a pasar de nueve, 10 dólares el barril de petróleo”. “Don Enrique, acá tenemos viento, tenemos hidroeléctrica, tenemos esto”… “¡No!”, me decía. En mi período me doy el orgullo y lo podés consultar, ¡nunca, nunca hubo apagones! En mis cinco años de gobierno. En el período de doña Violeta hubo, con Arnoldo Alemán no hubo. Eficiencia, la gente que manejó la parte energética del país.

¿Cómo se lleva usted con Daniel Ortega, hay una relación?
Ninguna. Si alguna vez me ha llamado para mi cumpleaños le contesto la llamada porque no tengo por qué no contestarle.

¿Usted se considera como uno de los mejores presidentes de Nicaragua?
De obras y no palabras.

Mucha gente lo relaciona con corrupción y cárcel.
Cuando constantemente te dicen los medios de comunicación “corrupto, corrupto, pacto, pacto”, que vos mismo lo decís, entonces la gente sigue. Tantas veces repetir la misma mentira que al final la gente cree que es verdad. Sin embargo yo te digo: ve los libros y decime en qué período es que ha tenido más crecimiento Nicaragua. Lo que pasa es que le tienen miedo al liderazgo de Arnoldo Alemán. Todavía.

Arnoldo Alemán, alemán, arnoldo alemán lacayo
Arnoldo Alemán, presidente de Nicaragua entre 1997 y 2002. LA PRENSA / Óscar Navarrete.

 

Plano personal

Arnoldo Alemán Lacayo tiene 71 años. Nació el 23 de enero de 1946 en Managua, tuvo cuatro hijos con María Dolores Cardenal, su primera esposa (q.e.p.d.), y tiene tres hijos con María Fernanda Flores, su segundo matrimonio.
Su comida preferida es la “cien por ciento nicaragüense”, dice el expresidente. “El chancho con yuca y el nacatamal”.
Su pasatiempo es su finca ubicada en El Crucero, Managua. Asegura estar dedicado completamente a la lechería, caficultura y engorde.
No usa teléfono celular ni redes sociales, pero su esposa y sus hijos lo mantienen al tanto.
“Yo vivo tranquilo de no tener teléfono celular para no tener cáncer en el oído”, bromea. “Y gozo con todas las barbaridades que se dicen y se oyen en redes”.
Eso sí, le gustan mucho las series de televisión. Dice que tiene “barrido” Netflix y que está repitiendo la serie Hawaii Five-0.