Los operativos de seguridad que ejecuta el Gobierno con la presencia de fuerzas especiales son una forma de intimidar, dicen opositores. LA PRENSA/ ARCHIVO

Presencia de fuerzas especiales es considerada una intimidación

Víctimas de la actuación de las fuerzas especiales de la Policía en actividades de protestas sociales consideran un peligro que sean utilizadas para el patrullaje

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: