Seis grados a cargo de una maestra en Laguna de Apoyo

El bullicio de los alumnos dentro de una sola aula de la escuela Luis Alfonso Velásquez Flores es fuerte, mientras en las afueras de este centro los padres de familia se reúnen para valorar si sus pequeños podrán continuar en clases

Los padres de familia de la comunidad de Los Planes de la Laguna de Apoyo seguirán insistiendo para que envíen otro docente a esta escuela. LA PRENSA/ N.GALLEGOS

Los padres de familia de la comunidad de Los Planes de la Laguna de Apoyo seguirán insistiendo para que envíen otro docente a esta escuela. LA PRENSA/ N.GALLEGOS

El bullicio de los alumnos dentro de una sola aula de la escuela Luis Alfonso Velásquez Flores, en Los Planes de la Laguna de Apoyo, es fuerte, mientras en las afueras de este centro los padres de familia se reúnen para valorar si sus pequeños podrán continuar en clases.

Dijeron estar inconformes porque este año escolar una sola maestra atenderá a los niños de primero hasta sexto grado a la misma vez, por lo que pidieron que se reponga a la otra maestra que atendía junto a la actual profesora, pues consideran que es demasiada carga para una sola docente, y además que los niños metidos en una sola aula no aprenderán nada por la incomodidad en que se encuentran.

“Porque si a veces el niño no aprende cuando tiene una sola maestra (en un solo nivel), qué va a aprender cuando todos (los niveles) están juntos. Ellos (delegados del Mined) nos dijeron que si no sube la matrícula, no nos pueden resolver. (Entonces) como padres sugeriríamos a otra escuela para nuestros niños, pero la idea no es esa. Hay muchos maestros que quieren venir a impartir clases, y pues no sabemos qué pasa”, expresó doña Lucita Carranza.

Lea además: Educación en Nicaragua con brecha y desigualdad

Carolina López dijo que les urge respuesta porque quieren que sus hijos reciban educación de calidad, pero el Mined les recomendó que tienen que “recuperar” a los demás niños que se han ido a estudiar a otras comunidades y así poder asignarles otro docente.

“El otro problema es la falta de agua potable, porque el pozo ya se secó y a los niños los estaban mandando a traer agua hasta la laguna y eso era muy peligroso”, agregó.

La escuela es la única en la comunidad por lo que los padres de familia piden más atención. LA PRENSA/N.GALLEGOS

Se consultó a las autoridades del Mined, pero no quisieron abordar esta problemática. En este centro están matriculados unos 36 alumnos que cursan desde primero hasta sexto grado, en una misma aula.

Esta escuela, al igual que su comunidad, se encuentra ubicada entre el manto verde que cobija esta laguna. Para llegar a esta zona se recorren unos siete kilómetros de distancia entre Masaya y Catarina, hasta llegar a las costas donde está el centro de estudio, el único en esta comunidad.

Sin agua potable

Una de las principales dificultades que tienen en la escuela es la falta de agua potable y esto es motivo de preocupación por lo que no se sabe cómo harán los niños para calmar la sed o para hacer la limpieza de su escuela. En esta escuela hay varias aulas que no son utilizadas, porque todos los niveles están en una misma aula.

“Algunos padres no han mandado a sus hijos porque no quieren que estén en una misma aula todos, porque así cuándo van a avanzar los niños. Algunos alumnos no han iniciado su año escolar. Realmente nosotros los habitantes no queremos que se pierda esta escuela, porque usted no se imagina el gasto que se haría mandar a los niños hasta la otra comunidad de El Valle o El Hatillo”, dijo Francisca Palacios.

Lea también: Presenta documental sobre la calidad de la educación en Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: