Fiscalía allana oficinas de Mossack Fonseca en Panamá por el escándalo Odebrecht

Varios países de América Latina llevan a cabo investigaciones sobre presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de contratos públicos.

Fachada del edificio central del bufete de abogados panameño, Mossack Fonseca, protagonista del escándalo #PanamaPapers. LA PRENSA/ARCHIVO

Fachada del edificio central del bufete de abogados panameño, Mossack Fonseca, protagonista del escándalo #PanamaPapers. LA PRENSA/ARCHIVO

La fiscalía panameña allanó este jueves las oficinas del bufete de abogados Mossack Fonseca, implicado en el escándalo de los papeles de Panamá, como parte de las investigaciones sobre los presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

«Allanamiento a oficinas de socios de firma que creó Sociedades Anónimas en Brasil vinculadas a #Lavajato #PanamaPapers», escribió la Fiscalía General del Estado de Panamá en su cuenta de Twitter.

La operación Lava Jato en Brasil reveló sobornos de varias grandes empresas constructoras a funcionarios públicos en América Latina entre 2005 y 2014. Guillermina McDonald, una de las abogadas del bufete Mossack Fonseca, confirmó que dos fiscales llegaron a las instalaciones de la compañía, aunque no dio más detalles.

Varios países de América Latina llevan a cabo actualmente investigaciones sobre presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de contratos públicos. Tribunales de una decena de países, desde México a Argentina, pasando por Perú, Panamá y Uruguay, solicitaron informaciones a los fiscales brasileños para investigar localmente los contratos de la constructora.

Esquema de corrupción masiva

Durante más de una década, la empresa mantuvo este «esquema de corrupción masiva», pagando alrededor de 800 millones de dólares en sobornos a funcionarios gubernamentales de tres continentes, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Por este caso, la fiscalía de Perú pidió la detención del expresidente Alejandro Toledo, mientras que en Colombia se acusa a la campaña electoral del presidente Juan Manuel Santos de haber recibido financiación de Odebrecht.

En Panamá, la constructora pagó, entre 2010 y 2014, más de 59 millones de dólares en sobornos a cambio de contratos valorados en más de 175 millones de dólares, según el Departamento de Justicia estadounidense. Por este escándalo ha tenido que declarar Mario Martinelli, hermano del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), cuyos hijos y varios exfuncionarios también son mencionados en el expediente.

Lea también: Santos pide investigación a fondo sobre caso Odebrecht

Ramón Fonseca Mora, fundador de la firma Mosack Fonseca, dijo en su cuenta de Twitter que él y su socio, Jürgen Mossack, acudirán a la fiscalía voluntariamente para «aclarar cualquier tema». «No tenemos nada que ver con Odebrecht ni LavaJato», escribió Fonseca.

El bufete Mosack Fonseca saltó a la fama internacional tras la publicación de los llamados papeles de Panamá, una filtración que reveló cómo desde este despacho se crearon sociedades opacas para presuntamente evadir impuestos a escala mundial o esconder dinero procedente de actividades ilícitas.

 Varela recibió «donaciones»

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, recibió «donaciones» de la constructora brasileña Odebrecht, aseguró este mismo jueves Ramón Fonseca Mora, exministro consejero del mandatario y socio del bufete Mossack Fonseca, epicentro del escándalo conocido como los papeles de Panamá.

«Me dijo que él (Varela) había aceptado donaciones de Odebrecht porque no se podía pelear con todo el mundo», declaró Fonseca Mora antes de entrar en la Fiscalía, donde es requerido por su supuesta implicación en el caso de corrupción brasileño conocido como «Lava Jato».

Lea además: Empresarios de Panamá piden medidas anticorrupción

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: