Bala de M-16 mató a padre e hija

Padre e hija fueron ultimados la madrugada del domingo 5 de febrero recién pasado en el barrio San Martín del poblado El Tuma

Policía Nacional, Nicaragua, policía mata a niña, niña muere en allanamiento

El domingo 5 de febrero en el barrio San Martín del poblado El Tuma, Matagalpa, agentes policiales mataron a un hombre y a su hija durante un operativo. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ

Una sola bala, disparada por un M-16, uno de los más famosos fusiles de asalto y de alta precisión, incluso a grandes distancias, habría matado a Cairo Blandón Lemus y a la hija de este, Dayra Junieth Blandón Sánchez, según indagaciones del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) en Matagalpa.

Padre e hija fueron ultimados la madrugada del domingo 5 de febrero recién pasado en el barrio San Martín del poblado El Tuma, 34 kilómetros al norte de la ciudad de Matagalpa, durante un cuestionado operativo que, según la versión dada ese mismo día por la Policía, proyectaba la captura de Blandón Lemus como presunto líder de una agrupación delictiva denominada como “Los Cairo”, a la cual atribuyen diversos delitos graves.

Margine Sánchez Esquivel, pareja de Blandón y madre de Dayra Junieth, ha negado que el primero perteneciera a banda delictiva alguna, afirmando que este se iba a entregar cuando los policías le dispararon y que la niña presentaba dos impactos de bala: una herida pequeña en el costado y otra más grande en la parte baja de la espalda.

Lo que dice el  Cenidh

Sin embargo, Juan Carlos Arce, coordinador del Cenidh en Matagalpa, entrevistó este viernes 10 de febrero al forense Juroj Bartoz, del Instituto de Medicina Legal en Matagalpa, quien “me explicó que la causa de muerte (en ambos casos) había sido hemorragia… hasta me dijo que el tipo de arma era una M-16 y me explicaba que en ese tipo de casos el orificio de salida es bien grande”.

Lea más en: Denuncian a los policías que dispararon a niña

LA PRENSA buscó al forense Bartoz, quien confirmó haber practicado las autopsias, pero evitó brindar detalles, justificando que la legislación penal le prohíbe brindar información “hasta que no sea cosa juzgada”.

Arce, en tanto, dijo que en su entrevista con el forense este le explicó que Blandón Lemus presentaba dos balazos: uno con orificio de entrada en la pierna y salida en el glúteo derecho, mientras que el otro disparo lo atravesó de un costado a otro.

Bala atravesó a padre e hija

“Me señalaba (el forense) que el de la niña fue el mismo disparo que atravesó a Cairo, la atravesó a ella y el orificio de salida es en la espalda y es grande pues, bueno, es orificio de salida y de una M-16, pues todavía peor”, contó el abogado del Cenidh.

Sin embargo, Sánchez Esquivel relató a LA PRENSA que a las 3:00 a.m. del 5 de febrero los policías llegaron a su casa, Blandón Lemus cargó a la niña para protegerla y salió en boxer con Dayra Junieth dormida en brazos, pero un balazo los hizo caer.

Lea también: La Policía es responsable de la muerte de niña de 15 meses, dice exprocurador

“Él (Cairo) que levanta la mano así, que se iba a entregar, cuando le dispararon. Él cayó de viaje (y) la niña cayó a un lado. Cuando la niña cae ella comienza a gatear y pega gritos que iba para donde él, yo que me tiro a agarrar a la niña, le ponen (alumbran con) un foco y le pegan el otro balazo en la rabadilla”, contó Sánchez Esquivel a LA PRENSA.

Esa misma versión, Sánchez Esquivel la sostuvo después en conferencia de prensa en la filial Matagalpa del Cenidh y en la denuncia que por escrito interpuso el jueves 9 de febrero ante la delegación departamental del Ministerio Público, pidiendo que esa entidad abra un proceso investigativo contra los policías que participaron en el operativo en el que ella perdió a su pareja y a su hija.

Piden investigación exhaustiva

La Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabaja con la Niñez y la Adolescencia (Codeni) se pronunció sobre este caso y demandó una investigación exhaustiva y particular por parte de la Fiscalía, para conocer qué fue lo que sucedió y que se determine quiénes son los responsables y tomen medidas.

“No pueden asaltar una casa donde hay una familia, hay niños y no tener la precaución de afectar a terceros”, sostuvo Mario Chamorro, miembro del consejo de dirección de Codeni, quien recordó que existen normativas sobre la actuación de la institución.

Le puede interesar: “A mi niña la mataron por gusto”

Chamorro señaló que de acuerdo con las declaraciones de la mamá de la niña, “parece que hubo negligencia y poco cuidado en el procedimiento”.

A su vez, los agentes no priorizaron a la niña para que su progenitora pudiera tener acceso a la atención médica inmediata y ver si se podía hacer algo por ella.

“Es una situación violatoria de derechos, a una persona herida, a una niña herida no se le puede negar el derecho de asistirla de manera urgente”, apuntó el representante de Codeni, quien insistió en que “la institución policial debe tener algún protocolo, algún procedimiento que permita actuar de manera prudente cuando hay terceros involucrados en una casa, cuando van a realizar un cateo, un operativo de allanamiento (…) y debe procurar que los niños sean los menos afectados. Creo que allí fallaron esos protocolos”.

Chamorro consideró que esto es igual “cuando secuestran en una casa a una familia, no pueden (los policías) empezar a disparar sabiendo que hay una familia adentro”.

Lea además: Fuerzas especiales de la Policía a patrullar Managua