Amante salva su vida por mala puntería de sicario

Un hombre originario del municipio de El Cuá, Jinotega, contrató a un sicario para que matara en Managua al supuesto amante de su esposa, sin embargo el plan falló.

Cuatro personas fueron acusadas en los Juzgados de Managua por el delito de asesinato frustrado. LA PRENSA / Priscila Gómez.

Cuatro personas fueron acusadas en los Juzgados de Managua por el delito de asesinato frustrado. LA PRENSA / Priscila Gómez.

Un hombre originario del municipio de El Cuá, Jinotega, contrató a un sicario para que matara en Managua al supuesto amante de su esposa, sin embargo el plan falló; la víctima sobrevivió y los presuntos matones enfrentan un juicio en el Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencias de Managua.

En una extensa acusación ante el juez Carlos Solís, la Fiscalía detalló los hechos donde se menciona que una adolescente de 16 años se encargó de contactar a la víctima mediante un perfil falso de la red social de Facebook, citándolo en el sector del edificio Conchita Palacios hasta donde ella llegó con el supuesto sicario, Luis Alfonso Siles Pavón.

Además de Siles Pavón, enfrentan la justicia José Adán Lumbí Rizo, Abel Anselmo Salmerón y su padre Julio César Salmerón.

Supuestamente desde el año 2013 la víctima César Mairena, originario de Managua, empezó a trabajar en una gasolinera ubicada en el municipio de El Cuá, cuyo dueño es el acusado José Adán Lumbí .

Según la Fiscalía, la víctima Mairena inició una relación sentimental con Marbely Cuadra, esposa del dueño de la gasolinera.

En el mes de diciembre del año 2016, el acusado José Adán Lumbí, supuestamente sostuvo una fuerte discusión con su esposa y en ese momento le dijo que compraría un arma de fuego para matar a Mairena.

Según la Fiscalía, en el mes de enero de este año, José Adán Lumbí contactó al acusado Julio César Salmerón con quien mantiene una amistad y le comentó la situación que estaba atravesando con su esposa, solicitándole que le buscara a una persona para matar a Mairena.

Salmerón, supuestamente en ese momento le indicó a Lumbí que su hijo Abel Anselmo Salmerón le conseguiría a una persona para cometer el delito.

Abel Salmerón —según el Ministerio Público— purgó una condena de varios años en el Sistema Penitenciario Nacional conocido como la Modelo y fue este quien se encargó de contactar al supuesto sicario Luis Alfonso Siles Pavón, quien solicitó tres mil dólares por cometer el asesinato.

Hubo regateo y, según la acusación, el dueño de la gasolinera dijo estar dispuesto a pagar solo 1,500 dólares. El sicario aceptó.

Fue así como Siles le habría instruido a su prima de 16 años que creara un perfil falso en Facebook y le enviara la solicitud de amistad a la víctima. A través de este perfil la adolescente empezó a tener pláticas con Mairena y según la Fiscalía ella le enviaba fotos íntimas.

Finalmente la adolescente citó a Mairena el pasado 4 de febrero en el sector del Hospital Conchita Palacios para conocerlo personalmente y este accedió.

La víctima llegó al lugar acordado a bordo de una camioneta con un chofer e invitó a la adolescente a sentarse en la parte trasera de la camioneta y fue ahí donde el acusado le disparó con intención de matarlo.

En total fueron cinco balazos los que Siles realizó, pero de estos solo uno logró impactar a la víctima en una de sus piernas. No obstante, Mairena logró acudir a un centro asistencial.

El juez Solís estableció la prisión preventiva para los cuatro acusados que permanecen en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: