Odebrecht y la corrupción

Es probable que si Odebrecht hubiera contratado la realización de obras en Nicaragua, este país también estaría involucrado en la corrupción multinacional fomentada y practicada por esa empresa constructora del Brasil.

Estados Unidos

Es probable que si Odebrecht hubiera contratado la realización de obras en Nicaragua, este país también estaría involucrado en la corrupción multinacional fomentada y practicada por esa empresa constructora del Brasil.

Como se sabe, Odebrecht pagó unos 788 millones de dólares en sobornos en 12 países latinoamericanos para obtener jugosos contratos de construcción. La corrupción de Odebrecht se viene investigando desde hace más de dos años y desde entonces su propietario, Marcelo Odebrecht, está  encarcelado. Según las investigaciones, esta empresa brasileña  pagó sobornos en más de cien proyectos de construcción en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Perú, República Dominicana y Venezuela; así como Angola y Mozambique en África.

Con el escándalo de Odebrecht han sido relacionados los expresidentes izquierdistas de Brasil, Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, pero el actual presidente provisional de derecha, Michel Temer también ha sido mencionado. De los personajes políticos no brasileños acusados o sospechosos de haber recibido sobornos de Odebrecht, el principal es el expresidente del Perú, Alejandro Toledo, quien habría recibido hasta 20 millones de dólares. Por este mismo caso han sido llamados a declarar los expresidentes peruanos Allan García y Ollanta Humala, así como el actual presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien fuera ministro de Economía en la administración de Toledo.

En total son 11 los presidentes y expresidentes latinoamericanos que están siendo acusados, investigados o llamados a declarar ante los tribunales por los sobornos de Odebrecht. Lógicamente, de acuerdo con el principio básico de derecho todos ellos deben ser considerados inocentes mientras los tribunales correspondientes no demuestren que son culpables y los condenen de acuerdo con la ley.

Los nombres de tantos políticos prominentes de América Latina vinculados a este  escándalo de corrupción se han podido conocer, porque el mismo propietario de la constructora brasileña, Marcelo Odebrecht, los ha revelado a las autoridades judiciales. Lo cual fue posible porque Brasil aprobó una ley que favorece con reducción de pena a quien denuncie a sus cómplices en los delitos de corrupción por  los cuales se le acusa. Odebrecht ha dado toda la información requerida por la justicia después  que el año pasado fue condenado a 19 años de prisión.

Del caso Odebrecht se pueden sacar varias lecciones. Una es la de que donde la justicia es independiente y administrada por jueces honestos, hasta los más altos personajes involucrados en la corrupción pueden ser descubiertos y castigados.

Otra es que si bien la corrupción existe en todas partes, porque se deriva de la defectuosa naturaleza humana, sin embargo  se puede disuadir y castigar si hay mecanismos de control que  funcionen correctamente.

Y en tercer lugar, del caso Odebrecht se desprende la lección de que la asociación público-privada es muy importante para ayudar a la prosperidad  de la economía nacional, pero también puede propiciar complicidad entre empresarios y funcionarios públicos corruptos. De manera que la asociación público-privada  tiene que ser muy transparente, sometida al control institucional y abierta al escrutinio público.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: