Planta Mechnikov resultó más cara de lo presupuestado

Vitalii Granovskii, exgerente de la planta de vacunas rusas Mechnikov, reveló que esta excedió el presupuesto en más de 10 millones de dólares.

Mechnikov, planta de vacunas, planta de vacunas mechnikov, INSS

Planta de Producción de Vacunas Mechnikov. LAPRENSA/ ARCHIVO.

Vitalii Granovskii fue el gerente de la planta de vacunas rusas Mechnikov, hasta el 27 de septiembre del año pasado. Su salida del proyecto ocurrió un mes después de que el centro farmacéutico fuese inaugurado en un pomposo acto. Una supuesta orden de la primera dama y actual vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, Rosario Murillo, inconforme por sus críticas sobre la forma en que se estaba llevando a cabo el proyecto, le costó el cargo y provocó su abrupta salida del país.

“Al menos eso fue lo que me dijeron. Que había sido una orden de ella, aunque no me consta en el sentido de que no me lo dijo a mí. Pero bueno, yo decidí entonces retirarme para dedicarme a otros proyectos”, dijo Granovskii sobre este incidente.

En entrevista con este Diario, Granovskii confirmó que la planta va retrasada en su ejecución, y que la misma no está lista para operar, como quisieron hacer ver en el evento llevado a cabo el 22 de octubre del 2016, hace casi cuatro meses.

Presupuesto de Mechnikov se excedió por 10 millones de dólares

Granovskii reveló que el problema principal para que el proyecto no lleve a su cronograma de ejecución original, el cual comprendía que para junio del 2017, la planta ya estuviese operando a plena capacidad, es que el presupuesto establecido para la misma se excedió en más de 10 millones de dólares.

Esto por problemas con los proveedores de productos en Nicaragua y la empresa a cargo de la construcción; la compañía Constructores Nicaragüenses Asociados (Coniasa), adscrita al Instituto de Previsión Social Militar (IPSM) del Ejército de Nicaragua.

Vitalii Granovskii, exgerente de la planta de vacunas Mechnikov. LA PRENSA/CORTESÍA

“Lo que sucedió es que los proveedores en Nicaragua nos estaban cobrando precios incluso superiores a los que podíamos encontrar en Europa, y eso nos hacía incurrir en gastos no contemplados. También el otro problema fue que la empresa Coniasa nos estableció un monto por la construcción del edificio que estaba por encima de lo que teníamos establecido para este rubro. No pudimos encontrar otra empresa que quisiera asumir la obra. Las otras compañías nos decían que estaban con otros proyectos, por lo que finalmente tuvimos que acordar el contrato a Coniasa”, explicó Granovskii.

LA PRENSA envió desde la semana pasada un correo electrónico a Coniasa, solicitando una entrevista sobre la planta Mechnikov, pero la constructora no respondió nuestra consulta.

24.1 millones de dólares en edificio y capital social

Granovskii aseguró que la inversión de fondos rusos y del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social en el proyecto fue 24.1 millones de dólares. Esto incluyendo las obras de construcción y el capital social para formar la sociedad denominada Empresa de Biotecnología Mechnikov, inscrita en el Registro Público de Managua el 15 de febrero del 2015.

“La inversión contemplaba tanto la construcción del edificio, como el equipamiento de la planta. Pero debido a los problemas con los proveedores, es que se tuvo que invertir parte del dinero para la construcción del edificio, ubicado detrás de la sede de los Laboratorios Ramos. Por eso es que te puedo decir que lo que se inauguró es una media planta de vacunas, no una planta completa”, señaló.

LA PRENSA tuvo acceso a un informe de la iniciativa Innova Salutem referido al proyecto de la planta Mechnikov, en el cual se manejó como una de las opciones para buscar financiamiento un préstamo de 8.5 millones de dólares a entidades privadas y otro empréstito, por la misma cantidad, al INSS.

Mechnikov
La Planta de Producción de Vacunas Mechnikov, se excedió en su presupuesto y por eso el proyecto se quedo cortó, ante la falta de fondos para completarlo. LAPRENSA/ ARCHIVO.

“Según mis estimaciones, al menos hasta cuando yo estuve involucrado en el proyecto, la planta puede estar estimándose en unos 30 millones de dólares. Es decir, que necesitan al menos nueve millones para que esté de acuerdo al cronograma inicial. Sin embargo, esto va a estar difícil desde mi perspectiva, porque son empresas estatales que usan fondos federales, por lo que no creo que fondos privados quieren involucrarse en un proyecto como este donde hay un total financiamiento de recursos del Estado”, añadió.

LA PRENSA consultó desde el 25 de enero a las diversas instancias que estuvieron a cargo de negociar la instalación de Mechnikov en Nicaragua. Instancias como ProNicaragua, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), la Embajada de Rusia en Nicaragua y la misma sede de la empresa Mechnikov, ubicada en el Edificio El Centro, cerca de Plaza España, Managua, una infraestructura que también es parte del IPSM.

“Rusia estima que los fondos para el proyecto ya fueron colocados y que el proyecto está completo. Para Rusia, eso ya está listo y se está cumpliendo con el plan de ejecución de la planta. Por eso fue que Viktor Trukhin (presidente de la sociedad Empresa de Biotecnología Mechnikov) fue que aceptó que se mantuviera la fecha de inauguración para el 22 de febrero, porque quería mantener la imagen de que el proyecto prosigue su marcha de forma normal, principalmente para Rusia”, añadió.

Equipos habrían sido arrendados, de acuerdo a Granovskii

Cuando la planta de vacunas fue inaugurada el pasado 22 de octubre, se llevó a cabo un evento por todo lo alto (al que el Diario LA PRENSA no fue invitado). Entre las invitadas internacionales al acto estuvieron la ministra de Salud de Rusia, Veronika Skvortsova, y la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), doctora Clarissa Etienne, quienes cortaron la cinta junto con el presidente del INSS, Roberto López Gómez.

Los equipos mostrados durante el recorrido de la planta fueron alquilados solo para el día de la inauguración, según Granovskii. LAPRENSA/ TOMADO DEL 19 DIGITAL/ CÉSAR PÉREZ

“Lo que pasa es que en el evento solo se hizo un recorrido por una parte de la planta, porque parte del complejo todavía estaba en obras de construcción. Incluso muchos de los equipos de laboratorios que aparecieron en las fotos, fueron colocados ahí solo para el día del evento, porque todavía no se disponían para el mismo. Luego estos equipos fueron retirados”, relató Vitalii Granovskii.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: