Obispo Hombach: “Lo importante es atender la parroquia”

Monseñor Bernardo Hombach, obispo emérito de Chontales y Río San Juan, aseguró que a él no se le hubiese ocurrido ir con todo su clero a Tierra Santa, al considerar que es un viaje muy costoso.

Bernardo Hombach.

Monseñor Bernardo Hombach. LA PRENSA/ARCHIVO

Monseñor Bernardo Hombach, obispo emérito de Chontales y Río San Juan, aseguró que a él no se le hubiese ocurrido ir con todo su clero a Tierra Santa, al considerar que es un viaje muy costoso.

Sin embargo, el religioso señala que todo sacerdote debe ir al menos una vez a Israel para entender bien la Biblia y la vida de Jesús.

“Lo importante es que la atención espiritual esté garantizada, como por ejemplo atender al enfermo grave, cuando hay un difunto y atender la misa de los domingos en las parroquias; pero no sé cómo ellos se organizaron al irse una parte, pero lo fundamental es que la atención pastoral esté garantizada en la parroquia”, señaló monseñor Hombach, al opinar sobre el viaje del obispo Sándigo y su clero por Tierra Santa.

“Se presentó la oportunidad de hacer un curso. Lo haremos por medio de la universidad (Juan Pablo II), así lo convertimos en diplomado. Estamos haciendo lo teórico aquí, después vamos al sitio (Tierra Santa)”, expresó el padre Almer Moncada a LA PRENSA antes del viaje.

El padre Moncada es el rector de la Universidad Juan Pablo II, ubicada en Juigalpa, Chontales.
El objetivo del viaje a Tierra Santa “es conocer más la vida y la tierra de Jesús para acercarnos más a las raíces de nuestra fe católica”, reveló el sacerdote.

Lea además: Diócesis de Chontales se queda sin curas por viaje a Israel

LA PRENSA antes del viaje del clero quiso ahondar más sobre la visita pastoral del clero por Tierra Santa, sin embargo no brindó mayor información, por ejemplo cómo y quién financió el viaje pastoral.

También se ha buscado información con el obispo René Sándigo, pero el religioso no ha querido hablar con este periódico desde diciembre pasado.

“Donaciones que amarran las manos”.

Con respeto al gasto que conlleva el viaje de los sacerdotes, monseñor Hombach sostuvo que cada sacerdote lo tendrá que responder delante de su conciencia, sin embargo señaló que aunque desconoce cómo se financió el viaje, dijo que hay donaciones que amarran las manos.

El viaje tiene un costo de casi 3.4 millones de córdobas, según confirmó a LA PRENSA la agencia de viajes que se encargó de la logística.

“Si uno tiene que pagarlo o pagarlo con dinero de la parroquia o algo, entonces yo creo que es un gasto fuerte y cada uno tenía que reflexionar si está justificado y si es una donación bendito sea, pero hay que ver, porque hay donaciones también que nos amarran las manos, quitan independencia”, dijo Hombach.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: