Pobladores de los alrededores del embalse Las Canoas ahora se cruzan a pie la presa, de la que solo queda el fondo rocoso y nada de agua. LA PRENSA/ O. NAVARRETE

Poca lluvia impacta en recarga hídrica

El agua escasea y los acuíferos subterráneos apenas lograron “respirar” con la lluvia que cayó durante el 2016, debido a que necesitan al menos unos tres años para recuperarse

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: